“El mundo se olvidó de Haití”, dice enviado especial de la ONU a ese país

Enero 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Por Luz Jenny Aguirre I Elpais.com.co

Palabras como fracaso, enfermedad y olvido se tornan frecuentes en quienes hablan de lo que ha sido este año en el que Haití ha debido sobreponerse al terremoto que agitó y empeoró sus problemas. Leslie Voltaire, enviado especial de las Naciones Unidas para este país y ex candidato presidencial, las pone a lo largo de casi todas sus respuestas

Palabras como fracaso, enfermedad y olvido se tornan frecuentes en quienes hablan de lo que ha sido este año en el que Haití ha debido sobreponerse al terremoto que agitó y empeoró sus problemas.Leslie Voltaire, enviado especial de las Naciones Unidas para este país y ex candidato presidencial, las pone a lo largo de casi todas sus respuestas. Desde algún lugar de Puerto Príncipe, la capital, habló con El País. Se refirió a una reconstrucción que está congelada y a la desilusión que le quedó cuando este rincón del mundo dejó de ser noticia. Un año después del terremoto, que se cumple hoy 12 de enero, ¿cómo avanza la reconstrucción del país?No hay mucho que mostrar. Apenas 2% de los escombros se han evacuado y tratado. No hay mucho movimiento de relocalización de miles de personas que están en campamentos. La comisión de reconstrucción ha aprobado muchos proyectos, pero todavía no tiene fondos. El pueblo está viviendo como antes, en pésimas condiciones. Al terremoto se han sumado dos factores negativos, el cólera, que ha matado a tres mil personas y ha contagiado a 60.000, y el terremoto electoral, que está destrozando la clase política.¿Qué ha pasado con el tema de los fondos? porque tras la tragedia muchos países e instituciones hablaron de sus generosas donaciones...Tras una catástrofe hay mucha compasión y la gente quiere dar, pero al minuto después es otra cosa. Hay muchas promesas que se hicieron con las embajadas y en las Naciones Unidas, pero cuando vuelven a su país los ministros de finanzas no están de acuerdo, entonces hay que hacer una diplomacia muy agresiva para que los que prometieron cumplan. Por ejemplo, los americanos ofrecieron mil millones de dólares, pero algunos senadores se oponen porque dicen que hay que reformar la economía y algunas cosas de justicia en Haití. Entonces, los que son víctimas son doblemente víctimas.Es decir, es un año de promesas incumplidas...Por desgracia sí, pero como el pueblo está acostumbrado a eso, termina sobreviviendo. Estamos esperando que este año sí cumplan.¿Cuántas personas viven hoy en la calle?Más de un millón y medio. Desde el terremoto esta ha sido una ciudad de campamentos en las plazas públicas, en los terrenos baldíos, escuelas, las iglesias, etc.Quiere decir que no ha cambiado nada, que en materia de reconstrucción de vivienda Haití está cruda...Se han hecho sólo tiendas de campaña, prometieron 100.000 viviendas provisionales, pero sólo se han hecho unas 26.000.¿Cuál diría usted que es el drama principal de la nación hoy?La epidemia de cólera. Aquí sólo el 40% de la población tiene acceso al agua potable. Es algo muy crudo, garantizar el abastecimiento para todos y sin contaminación, esto está haciendo sufrir cada vez más al país. ¿Podría decirse que Haití se quedó sola?El mundo debe mirar a Haití como un fracaso interno y un fracaso de la ayuda externa, sobretodo de las organizaciones no gubernamentales, que han tenido algo así como dos mil millones de dólares --el gobierno no tuvo nada-- y no se ve lo que se ha hecho con el dinero.¿Cuáles son las salidas para este país?Haití tiene ventajas comparativas en agroindustria, como maquiladoras y en el turismo. En esto no se está haciendo nada. Su salida estaría en aprovechar estas ventajas. ¿Qué se ve hoy en las calles de Puerto Príncipe, aún hay escombros y destrucción por todos lados?Si viene hoy encontraría escombros en las calles. Las tiendas (carpas) han mejorado porque son importadas, pero después de un año de sol y de lluvia se están deteriorando. En resumen, sí estamos peor.¿Cómo se están viviendo allá estos días en los que se recuerda el terremoto?Hoy (ayer) se hicieron unos actos, el Presidente fue a llevar flores al sitio donde quedaron casi 200.000 muertos. Hay reuniones y muchas lágrimas, la gente habla por la radio de su angustia...pero la vida sigue.Usted es haitiano, ¿qué siente?Se siente desilusión, porque había tanta compasión y tantas ganas de hacer algo por Haití, pero eso se vino abajo, es un mundo moderno, hoy la televisión muestra otras catástrofes, la atención se vuelve hacia otros hechos, cosas de guerrillas, tsunamis, otros terremotos, se olvidaron de Haití.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad