“El Referendo en Siria es una farsa”: Hillary Clinton

Febrero 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
“El Referendo en Siria es una farsa”: Hillary Clinton

Elección. El presidente sirio, Bashar al Asad, llegó junto a su esposa para ejercer su derecho al voto en el cuestionado referendo para una nueva constitución.

Secretaria de Estado de EE.UU. llamó a los militares sirios a desobedecer al presidente Al Asad.

Estados Unidos y los países aliados rechazaron el referendo sobre una nueva constitución que promueve el régimen sirio, al que calificaron como una “farsa” para justificar la sangrienta represión de la disidencia.Hillary Clinton, secretaria de Estado norteamericana, calificó la votación como “una táctica cínica” e instó a los sirios que apoyan a Al Asad a darle la espalda. El canciller alemán, Guido Westerwelle, describió la elección como una “farsa" y un “voto simulado”.“Es un referendo falso y va a ser utilizado por Al Asad para justificar lo que le está haciendo a otros ciudadanos sirios”, dijo Clinton en una entrevista con CBS News, en Rabat, Marruecos.“Cuanto más tiempo apoyen la campaña de violencia del régimen contra sus hermanos, más se manchará su honor”, dijo Clinton, dirigiéndose a los partidarios de Asad, en especial los militares. “Si ustedes se niegan, sin embargo, a apoyar al régimen o tomar parte en los ataques... sus compatriotas los aclamaran como héroes”, añadió.Mientras emitía su voto en la sede de la radiodifusora estatal, Al Asad no mostró señales de ceder ante las demandas internacionales para poner fin a su ofensiva. Y como lo ha hecho en el pasado, trató de desviar la culpa en otras direcciones. Aseguró que Siria estaba bajo un “ataque de los medios”. “Ellos pueden ser más fuertes al aire, pero somos más fuertes en el suelo, y aspiramos a ganar tanto en el suelo como en el aire”, dijo.Sigue la represiónMientras el régimen de Bachar al Asad trata de mostrar el referendo como un paso gigantesco hacia una reforma, el Ejército continuó ayer su ofensiva represiva contra sectores de oposición, centrada en los últimos días en Homs.El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que 18 civiles y 16 agentes de seguridad murieron ayer, la mayoría en Homs. Otro grupo, los Comités Locales de Coordinación, sostuvo que 45 personas murieron en todo el país, incluyendo 21 en la provincia de Homs.La oposición consideró la consulta como un gesto vacío y boicoteó la votación, diciendo que no va a aliviar la crisis del país. Los partidarios de la insurrección aseguran que sólo el derrocamiento de Al Asad va a poner fin al derramamiento de sangre.Sin embargo, el referendo demostró el apoyo que Al Asad mantiene entre muchos sirios y subrayó las dificultades que los opositores al régimen enfrentarán para intentar sacarlo del poder, tanto internas como externas.No obstante, el Consejo Nacional Sirio, principal órgano opositor en el exilio al régimen de Damasco, tendió la mano a la minoría alauí, a la que pertenece el presidente Al Asad, frente a cualquier tipo de violencia sectaria. “Los alauíes son parte esencial del pueblo sirio y seguirán gozando de los derechos que gozan todos los habitantes cristianos o musulmanes”, dijeron en referencia al panorama político tras la caída de Al Assad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad