“El pueblo de Venezuela ya perdió el miedo”: Alcalde de Caracas

Octubre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas, enviado especial de El País a Caracas, Venezuela.
“El pueblo de Venezuela ya perdió el miedo”: Alcalde de Caracas

Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas, Venezuela.

Antonio Ledezma habló con El País sobre las expectativas de la oposición en las elecciones presidenciales del domingo.

En Venezuela el término ‘participación indebida en política’ no existe. Desde que Hugo Chávez llegó a la Presidencia el artículo que la proscribía quedó archivado en un rincón de la Constitución. Por eso el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, no tiene reparo en hablar de las elecciones presidenciales del domingo, del trabajo que está haciendo para llevar a Henrique Capriles al triunfo y, mucho menos, en lanzar dardos a la gestión de Chávez.En todo el mundo se preguntan ¿es posible que Henrique Capriles venza a Chávez este domingo?Creo que hay una gran probabilidad. Tenemos un gran optimismo, que se inspira en las realidades y en estos grandes eventos donde han primado la espontaneidad y el furor con que mujeres y hombres de todos los sectores de Venezuela se han resuelto a respaldar la opción de Capriles a la Presidencia.¿Qué diferencias advierte entre estas elecciones y las de hace seis años?Hay una gran organización de parte nuestra. Esa organización, además, refuerza otra virtud de este proceso, que es la legitimidad definitiva de nuestro candidato, quien fue escogido por más de tres millones de venezolanos que participaron en la consulta del 12 de febrero; y creo que el pueblo de Venezuela ha perdido el miedo y que la gente está ejerciendo un compromiso consigo misma y con su futuro.Buena parte de lo que ocurre hoy en Venezuela es culpa de la misma oposición. ¿Ya han alcanzado la madurez suficiente para entender que si no se unen en un proyecto de país les va a costar vencer la maquinaria estatal?Esta es una oposición más madura y mucho más unida. Hemos tenido lecciones de vida que hemos puesto al servicio de nuestra prosperidad electoral; no nos hemos quedado lamiéndonos las heridas de nuestros propios errores, sino que hemos venido acumulando fuerzas y hoy tenemos como ventaja y como gran fortaleza la unidad. Haber aprendido a trabajar en la adversidad sin perder el horizonte.¿Por qué Capriles sí ha logrado entrar, incluso aquí mismo en Caracas, a lugares en los que no se le permitió el ingreso a Rosales?Manuel Rosales hizo un gran esfuerzo en su momento y creo que marcó una pauta. Pero debemos también comparar los escenarios porque él fue candidato fruto de un consenso de algunas fuerzas políticas, pero Capriles fue elegido en unas elecciones primarias. Y porque Rosales hizo campaña solo en septiembre, octubre y noviembre, mientras Capriles tiene el tiempo recorrido en la precampaña, y luego todos los meses de este año que han sido utilizados para cumplir una campaña en tres etapas: la del casa a casa, la del pueblo a pueblo y luego este cierre de campaña con los actos multitudinarios. A eso debemos agregarle que tenemos un gobierno con un candidato agotado y cuyas promesas lucen hoy descoloridas, el tiempo le pesa en las espaldas del Gobierno porque son 14 años repitiendo las mismas ofertas y la gente está cansada porque está viendo que a Chávez se le acabaron las excusas para justificar su fracaso.¿Confían en el sistema electoral?Tenemos siempre nuestras aprehensiones y eso nos obliga a hacer más acuciosos en el trabajo. Cualquier duda la despejamos organizándonos mejor.¿A qué aprehensiones se refiere?En la manera, por ejemplo, como se contrató el Registro Electoral Permanente, lo que nos ha obligado a hacer chequeos constantes, en la manera como el Gobierno combina leyes sobrevenidas con el control del CNE, pero en todo caso, eso no nos hace amilanar, sino que por el contrario, nos reta a prepararnos mejor, a armarnos de coraje y de voluntad para decir que las ventajas del Gobierno son el uso indebido de los recursos del Estado y el derroche financiero, y nuestra ventaja y nuestra fuerza, es la unidad.Sobre su papel como alcalde, ¿qué tan difícil ha sido para usted gobernar en Caracas bajo la sombra de Chávez?Ha sido una prueba de fe porque me ha correspondido gobernar en medio de grandes adversidades. Defendiendo mi legitimidad, gobernando sin recursos porque me quitaron más del 95% de ellos, me quitaron competencias, pero eso creo que ha sido una adversidad que he convertido en una ofrenda a la lucha del pueblo porque hemos demostrado que cuando se quiere se puede.¿Qué tan preparada está la ciudad para afrontar el proceso electoral de este domingo?La capital ha sido escenario de los más grandes eventos de esta campaña y de nuestra parte los actos que hemos cerrado en este ciclo de promoción electoral, pese a la concurrencia, el entusiasmo y el contenido de los mensajes, ha primado la tranquilidad y la paz en todos estos eventos. De nuestra parte, hasta el día de hoy, que estamos chequeando toda la plataforma electoral, tenemos ya preparados los testigos para cubrir las 4.700 mesas de votación que se van a instalar en Caracas y todo ese personal está ya capacitado y lo que esperamos es que el Plan República cumpla su tarea constitucional de garantizar el buen desenvolvimiento tanto de los electores como de las mesas de votación.¿Cuándo habla del Plan República, significa que la seguridad de la ciudad no estará en manos de su administración sino de la Guardia Nacional?En este caso no es la Guardia Nacional, sino que con el Plan República se suspende el porte de armas desde este jueves hasta el próximo lunes, la Policía debe estar sometida a este código de funcionamiento y al mismo tiempo los que van a permanecer en las mesas de votación en toda Venezuela son los representantes de la Fuerzas Armadas.¿Le preocupa a su gobierno el tema de la seguridad este domingo y lo que pueda ocurrir con las llamadas ‘milicias bolivarianas’?No, una cosa son las milicias y otra es la Fuerza Armada institucional. Los que tienen funciones específicas en este tipo de actividades son los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional, los que van a tener a su cargo el Plan República. Nosotros creemos que en este caso las armas que cuentan son las del voto y que en esos votos viene implícito un veredicto soberano del pueblo y que tiene que ser resguardado no sólo por los testigos de cada una de las fuerzas políticas sino que institucionalmente tiene que ser resguardada también por la Fuerza Armada Venezolana.¿Han registrado ustedes algún hecho irregular previo al proceso electoral?En términos generales le puedo decir que las cosas transcurren con normalidad; desde luego que se han presentando algunos eventos a los que nosotros les estamos dando trámite en el Consejo Nacional Electoral y con los comandos operativos que han sido designados institucionalmente para cumplir a cabalidad con este cometido. ¿Cuáles son en particular esos eventos que les preocupa?Básicamente son algunos hechos de promoción de violencia, de querer instalar toldos en sectores cercanos a los puestos de votación para tratar de promover alguna de las tendencias y cosas por el estilo que no pueden tolerarse cuando ya se cierre la campaña electoral y hay que garantizar que cada centro de votación funciones sin ningún tipo de apremio, sin ningún tipo de presión ni de parte nuestra ni de parte tampoco de los actores del oficialismo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad