El primer ministro egipcio asume su responsabilidad polÍtica por la tragedia

Febrero 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
El primer ministro egipcio asume su responsabilidad polÍtica por la tragedia

Cientos de egipcios se manifiestan en la plaza Sphinx de El Cairo en protesta por la tragedia ocurrida en la noche del miercoles en un partido de fútbol en la ciudad mediterránea de Port Said, en la que hubo más de 70 muertos.

Kamal Ganzuri dijo que rendirá cuentas si así se lo piden. Adicionalmente mencionó la destitución del jefe de los servicios de Inteligencia y de Seguridad de Port Said y la del presidente de la Federación de Fútbol Egipcia. Así como acepto la renuncia de l gobernador de esta ciudad.

El primer ministro egipcio, Kamal Ganzuri, reconoció hoy su responsabilidad política por los disturbios de anoche en un partido de fútbol en Port Said, donde murieron al menos 74 personas, y dijo que está dispuesto a rendir cuentas si se lo piden."Estoy dispuesto a cumplir con cualquier instrucción que me pida cuentas, porque sé que soy responsable políticamente", dijo Ganzuri en un discurso ante el Parlamento, que hoy celebra una reunión de urgencia para analizar los sucesos.Admitió que desde que asumió el poder, a finales de noviembre pasado, "la calle egipcia no le quiere", aunque, agregó, eso no le ha llevado en ningún momento a "abandonar sus responsabilidades".El primer ministro informó a la Cámara Baja del Parlamento que ha destituido al jefe de los servicios de Inteligencia y de Seguridad de la ciudad mediterránea de Port Said, donde ocurrieron los sucesos, y al presidente de la Federación de Fútbol Egipcia.Ganzuri agregó que también ha aceptado la renuncia del gobernador de Port Said.Durante la sesión de hoy, el presidente del Parlamento, el islamista Saad Katatni, afirmó que la tragedia fue debida a la "deficiencia y la negligencia" de los aparatos de seguridad, y algunos diputados han pedido la dimisión del ministro del Interior, Mohamed Ibrahim.Al menos 74 personas murieron ayer por los disturbios desencadenados tras un partido de fútbol en la ciudad mediterránea de Port Said, donde los aficionados del club local Al Masry y los de Al Ahly, de El Cairo, se enfrentaron en una batalla campal.La Junta Militar, que gobierna el país desde febrero pasado, declaró hoy tres días de luto nacional y celebró una reunión extraordinaria para estudiar los acontecimientos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad