El papa Francisco denunció la vanidad y el arribismo como pecados de la Iglesia

Marzo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

El pontífice denunció el llamado "carrerismo" o hacer carrera en la Curia romana. Dijo que en su papado buscará a las personas que se han alejado de la Iglesia Católica.

El cardenal argentino Jorge Bergoglio, desde ayer papa Francisco, dijo que "la vanidad, el arribismo, es una actitud de la mundanidad espiritual que es el peor pecado de la Iglesia".El primer papa latinoamericano y el primer pontífice jesuita que fue proclamado ayer en la Basílica de San Pedro habló así cuando era cardenal en una entrevista realizada por el diario "La Stampa" el pasado febrero de 2012 y que hoy reproduce.El entonces cardenal Bergoglio denunció el llamado "carrerismo" o hacer carrera en la Curia romana, "la búsqueda de ventajas que entran plenamente en esta mundanidad espiritual".También hizo una metáfora al decir que "como ejemplo de lo que es realmente la vanidad con frecuencia digo: mirad a un pavo real, si lo miras de frente es muy bonito. Pero si da algún paso y lo ves por detrás, te das cuenta de la realidad. Quien cede a esa vanidad autorreferencial en el fondo esconde una miseria muy grande".El entonces arzobispo de Buenos Aires añadió que "se debe evitar la enfermedad espiritual de la Iglesia autorreferencial, cuando llega a serlo, la Iglesia se enferma, por ello se debe salir de sí mismo y andar a la periferia", dijo al diario."Buscamos el contacto con las familias que no acuden a las parroquias. En lugar de ser sólo una Iglesia que recibe, tratamos de ser una Iglesia que sale a la calle y va hacia los hombres y mujeres que no vienen, que no la conocen, que se han ido y que son indiferentes", expresó el cardenal.Para ello -continuó- "organizamos misiones en las plazas donde se reúne mucha gente, rezamos, celebramos la misa, proponemos el bautismo que administramos después de una pequeña preparación. Es el estilo de las parroquias y de las misma diócesis".El papa Francisco, que en su primer día de pontificado fue a rezar temprano a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, explicó entonces que intentaban "alcanzar a las personas que están alejadas a través de las redes sociales".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad