El papa dice que prefiere "mil veces" una iglesia accidentada que enferma

El papa dice que prefiere "mil veces" una iglesia accidentada que enferma

Abril 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

Así lo hizo saber el sumo pontífice por medio de una carta enviada a la 105º Asamblea Episcopal argentina.

El papa Francisco dijo este jueves, en una carta enviada a la 105º Asamblea Episcopal argentina, que prefiere "mil veces" una iglesia accidentada que una iglesia enferma.Según la carta, difundida por Radio Vaticana, Francisco dice que una Iglesia que no sale, a la corta o a la larga, se enferma "en la atmósfera viciada de su encierro" ."Es verdad -añadió- también que a una Iglesia que sale le puede pasar lo que a cualquier persona que sale a la calle: tener un accidente" .Y ante esta alternativa sostuvo que prefiere "mil veces" una Iglesia accidentada que una Iglesia enferma."La enfermedad típica de la Iglesia encerrada es la autoreferencialidad; mirarse a sí misma, estar encorvada sobre sÍ misma como aquella mujer del Evangelio. Es una especie de narcisismo que nos conduce a la mundanidad espiritual y al clericalismo sofisticado, y luego nos impide experimentar la dulce y confortante alegría de evangelizar" , dice el papa.El Obispo de Roma pide excusas por no poder asistir a la Asamblea debido a "compromisos asumidos hace poco" (Suena bien?) " y les dijo que está espiritualmente junto a ellos."Me gustaría -refiere la misiva- que los trabajos de la Asamblea tengan como marco referencial al Documento de Aparecida y Navega mar adentro ".Según el papa Bergoglio, allí están las orientaciones que se necesitan " para este momento de la historia ".Sobre todo -aseguró- " les pido que tengan una especial preocupación por crecer en la misión continental en sus dos aspectos: misión programática y misión paradigmática. Que toda la pastoral sea en clave misionera ".Y dijo desearles esta alegría, que tantas veces va unida a la Cruz, " pero que nos salva del resentimiento, de la tristeza y de la solteronería clerical. "Y les exhortó para que " el Señor nos libre de maquillar nuestro episcopado con los oropeles de la mundanidad, del dinero y del clericalismo de mercado".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad