El panorama en Guatemala, a pocas horas de elecciones tras escándalo de corrupción

Septiembre 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AFP

Tras la renuncia del presidente Otto Pérez por corrupción, Guatemala vive un clima de tensión ya que el domingo más de 7.5 millones de personas irán a las urnas. Conozca a los candidatos más sonados.

Gran expectativa hay en Guatemala de cara a las elecciones generales que tiene el próximo domingo, tras la renuncia y prisión provisional del ahora expresidente Otto Pérez por presuntos actos de corrupción. Los guatemaltecos "indignados", que no cesaron de protestar pacíficamente cada semana desde que comenzó a destaparse el escándalo en abril, dejaron claro que no están dispuestos a tolerar la corrupción y exigen un cambio del sistema político.  Más de 7,5 millones de guatemaltecos, cuyas movilizaciones causaron a la dimisión del mandatario, están convocados este domingo a la primera ronda de las elecciones presidenciales, legislativas y municipales. Al frente de las encuestas figuran tres aspirantes de 14 postulados con posibilidades de pasar a la segunda ronda el 25 de octubre si ninguno alcanza al menos 50% de los votos. Todos sueñan con colocarse la banda presidencial el próximo 14 de enero.  Una encuesta de la empresa ProDatos, publicada este jueves por el diario Prensa Libre, situó en primer lugar a Jimmy Morales, un comediante de 46 años postulado por el derechista Frente de Convergencia Nacional, con 25% de las preferencias.  En 2011 Morales intentó dar sus primeros pasos en la política pero fracasó en sus aspiraciones para alcanzar la alcaldía de Mixco, municipio ubicado al oeste de la capital.  Le sigue el abogado derechista Manuel Baldizón, de 45 años de edad y perteneciente al partido Libertad Democrática Renovada, con 22,9%.  Con un discurso populista-religioso y confrontativo hacia la cúpula empresarial, el abogado derechista buscará por segunda vez llegar a la presidencia de Guatemala, tras ser derrotado en el 2011 por el expresidente Otto Pérez Molina. La exprimera dama Sandra Torres tiene el 18,4% de favorabilidad. Con 59 años, es integrante de la socialdemócrata Unión Nacional de la Esperanza, movimiento político que busca contribuir a la paz del país. Sin embargo, el pasado martes 1 de septiembre fue capturada su sobrina, María Marta Casteñada Torres, por estafa y defraudación tributaria.  Para muchos guatemaltecos, las elecciones de 2015 son diferentes a las que se hacen cada cuatro años ya que la renuncia del expresidente Pérez marcó un antes y un después.  "Cada presidente que llega promete una cosa y ya no cumple. Todos son corruptos y todos son ladrones, pero ahora sí deben cumplir porque la gente los estará vigilando", dijo a la AFP Orlando Pérez, de 22 años, vendedor de la versión guatemalteca de los "hot dog" llamados "shucos", en el centro de la capital.  Sin embargo, algunos observadores alertan que la renuncia de Pérez no erradica la práctica clientelista de la política guatemalteca que sustenta la corrupción. Cambio de presidente no resuelve crisis  El diputado indígena Amílcar Pop, un opositor que en junio hizo el primer intento de privar a Pérez de su inmunidad, alertó en el Congreso que la corrupción tiene raíces profundas que no se eliminan con el procesamiento de de las autoridades salientes.  "El que el presidente y la vicepresidenta estén siendo procesados por corrupción, no resuelve la crisis. Elegir un nuevo presidente no resuelve la crisis, porque hay muchos candidatos involucrados en actos cuestionados", manifestó Pop en la sesión legislativa que aprobó el jueves la renuncia de Pérez.  A su juicio, el nuevo gobierno debe pensar en "una ruta para la verdadera transformación del Estado guatemalteco".  La revelación del escándalo de corrupción conocido como "La Línea", que cobraba sobornos para evadir impuestos aduaneros, desató en Guatemala la más grave crisis política desde el restablecimiento democrático en 1985.  

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad