El ministro de Exteriores sirio dice que su país comenzó a retirar tropas

Abril 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE

Mientras Mualem hacía estas declaraciones, opositores sirios negaban que el régimen de Bachar al Asad estuviese retirando sus tropas y sostenían que lo único que ha hecho ha sido cambiar de lugar sus carros de combate en algunas ciudades.

El ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, afirmó este martes que su Gobierno ha comenzado a retirar tropas de algunas provincias del país, tal y como lo estipula el plan de paz del mediador internacional, Kofi Annan."Ya hemos retirado ciertas unidades militares de algunas provincias sirias", señaló Mualem en una rueda de prensa conjunta en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, al término de sus consultas.Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia siria se quejó de que este proceso está acompañado de un "constante incremento de la actividad de grupos armados" en distintas regiones del país.Mientras Mualem hacía estas declaraciones, opositores sirios negaban que el régimen de Bachar al Asad estuviese retirando sus tropas y sostenían que lo único que ha hecho ha sido cambiar de lugar sus carros de combate en algunas ciudades.Al referirse a la posibilidad de un alto fuego, el ministro sirio condicionó el cese de la violencia a la llegada de una misión observadores de la ONU."El alto el fuego debe producirse simultáneamente con la llegada de los observadores internacionales", indicó.Al mismo tiempo, Mualem recalcó que Damasco quiere estar seguro de la imparcialidad de los nuevos observadores, en alusión a una presunta falta de objetividad de la misión de la Liga rabe que estuvo en Siria.Lavrov, por su parte, dijo a la prensa que su colega sirio le había comunicado que su Gobierno comenzó a retirar tropas y armamento pesado de algunas ciudades del país.Sin embargo, el titular de Exteriores ruso recalcó que el Gobierno sirio debe actuar "más activamente y con más decisión" en el cumplimiento del plan de Annan y añadió que Moscú exige un "cumplimiento estricto de los compromisos asumidos".Al mismo tiempo, señaló también que se debe tomar en consideración que prácticamente toda la oposición siria se ha negado a aceptar el plan de paz del mediador internacional."No podemos ignorar el hecho evidente de que las propuestas de Annan no fueron aprobadas por la mayoría, de los grupos opositores, incluido el conocido Consejo Nacional Sirio", apuntó.Lavrov destacó que "Estados Unidos y otros países que tienen una influencia directa sobre los grupos opositores sirios no deberían señalar continuamente a Rusia y Siria, sino utilizar esa influencia para hacer que de verdad todos dejen de dispararse unos a otros".Sobre el plan de Annan, el ministro de Exteriores ruso precisó que el punto relativo a la retirada de las tropas gubernamentales de las ciudades siria no establece un plazo de cumplimiento."En calidad de primer paso, el Consejo (de Seguridad de la ONU) llamó al Gobierno a comenzar el repliegue de las unidades militares de una forma clara, que se vea, y no a retirarlas en su totalidad", enfatizó.El jefe de la cancillería rusa subrayó la necesidad de enviar urgentemente una misión de observadores de la ONU para poner el marcha el plan de paz presentado por el mediador internacional."Es un asunto de suma urgencia", enfatizó Lavrov, para quien la crisis siria se encuentra en un "momento crucial, no sólo para Siria sino para toda la región".Lavrov agregó que Rusia está dispuesta a participar en la misión de observación, a la que en una primera etapa -explicó- podrÍan sumarse miembros de la misión de observadores de la ONU emplazada en los Altos del Golán."En cuanto al definitivo y completo cese del fuego(...) debe ser cumplido por todas las partes bajo una eficaz supervisión internacional", subrayó.Al referirse al proyecto de una nueva resolución del Consejo de Seguridad sobre Siria, Lavrov subrayó que el documento "no contiene amenazas ni ultimátums" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad