El hombre más alto del mundo se pasea por La Habana

El hombre más alto del mundo se pasea por La Habana

Marzo 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
El hombre más alto del mundo se pasea por La Habana

El turco Sultán Kosen, que con sus 2,47 metros es el hombre más alto del mundo, posa con un grupo de cubanos en el malecón de La Habana, Cuba.

Kosen está de visita turística en Cuba. Su descomunal tamaño dejó perplejo a más de uno.

El turco Sultán Kosen, reconocido como el hombre más alto del mundo en la edición de los récord Guinness 2010, ha sorprendido a los cubanos con sus 2,47 metros de estatura al pasear este fin de semana por las calles de La Habana, donde se encuentra en visita turística.Kosen está alojado en el Hotel Nacional de la capital cubana, donde su descomunal tamaño le ha obligado a realizar un arqueo para poder utilizar los ascensores o traspasar alguna puerta de acceso.Pero, según explicaron empleados de la instalación turística habanera, en la habitación destinada a Kosen fue previamente preparada una cama a su medida y las cortinas se elevaron a mayor altura, para ofrecer "mayor comodidad" a un huésped tan singular.El gigante turco muestra un ritmo lento para caminar y se apoya en un bastón, pero ello no le impidió acercarse este domingo desde el hotel a la emblemática avenida Malecón, donde los transeúntes le rodearon y se hicieron fotos con él.Kosen, quien se autodefine como el 'emperador de los altos', fue catalogado como el hombre vivo más alto del mundo en septiembre de 2009, cuando le arrebató el título al chino Bao Xi Shun, de 59 años, que mide 2,36 metros.Además de estar registrado en el libro Guinness de los Récords 2010 por su estatura, Kosen figura por partida triple, ya que también ostenta la marca excepcional de manos y pies más grandes, 27,5 y 36,5 centímetros (equivalente a un número 60 en calzado), respectivamente.Según ha explicado el propio Kosen, su altura desmedida se debe a un tumor cercano al cerebro que afectó las funciones de su glándula pituitaria, encargada de controlar las hormonas del crecimiento, imposible de extirpar pese a un intento de los médicos.Nacido el 10 de diciembre de 1982 en la aldea de Mardin, sureste de Turquía, cuando tenía diez años ya medía lo mismo que su padre, 1,60 metros de altura, y tan sólo dejó de crecer dos años atrás, cuando ya pasaba de los 2,40 metros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad