“El gobierno argentino construye un relato que no coincide con la realidad”: alcalde de Buenos Aires

Junio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee | Corresponsal de El País
“El gobierno argentino construye un relato que no coincide con la realidad”: alcalde de Buenos Aires

El jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, aseguró que en Argentina "tenemos que hacer una elección inteligente en senadores. En la de diputados es difícil que cambie la mayoría”.

Mauricio Macri, jefe de gobierno de Buenos Aires, asegura que el país vive un proceso en el que la ciudadanía rechaza rápidamente las tácticas que sienten como depredadoras o los conflictos que afecten sus libertades.

Esta vez fue Cristóbal Colón quien se interpuso entre la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.La Mandataria dio orden de sacar la estatua del descubridor de América, ubicada detrás de la Casa Rosada, sede del Gobierno Nacional, para trasladarla a la ciudad de Mar del Plata, y reemplazarla por una estatua de la heroína de la independencia Juana Azurduy, que fue regalada por el presidente boliviano Evo Morales. Macri se opone, invocando los derechos de la ciudad sobre el monumento al navegante genovés, y defendiendo los reclamos de la extensa comunidad italiana.Mauricio Macri, ingeniero de 54 años, hijo de uno de los empresarios más conocidos del país, que ocupó durante doce años la Presidencia del club Boca Juniors, que gobierna la ciudad desde 2007, y que fue reelegido en 2011 con el 64, 25 % de los votos, es una de las más claras figuras opositoras al Gobierno nacional, y se postula para suceder a la Presidenta en 2015 con su partido PRO (Propuesta Republicana).En los últimos meses, las disputas entre Macri y Cristina han aumentado: desde las peleas por el control de la red de subterráneos, por los árboles de la Avenida 9 de Julio, que están siendo removidos para hacer pasar un sistema de transporte (como el MÍO) hasta los grandes temas nacionales, como la ley de medios audiovisuales y la inflación. Por iniciativa de Macri, la Legislatura de Buenos Aires aprobó una ley en abierto desafío directo al Gobierno Nacional. La ley protege la libertad de prensa en el ámbito de la ciudad, impide la restricción de las libertades de imprenta, prensa y expresión de los medios de comunicación con domicilio o instalación en Buenos Aires, y el derecho al libre acceso a la información de los porteños. Esta es una respuesta a las medidas del gobierno de Fernández sobre la prensa y su intención de desmembrar al Grupo Clarín. Esta semana, Macri anunció la publicación de un índice de inflación porteño para cuestionar las cifras del instituto oficial, el INDEC, que fue intervenido por el Gobierno Nacional y que calculó la inflación de 2012 en 10,8%, cuando la mayoría de las mediciones privadas estiman un 25 % anual.Macri habló con El País y con un grupo de corresponsales internacionales sobre la situación argentina, la libertad de prensa, las denuncias de corrupción y lavado de dinero por parte de funcionarios y empresarios amigos del gobierno de Cristina Kirchner y el futuro de Argentina. ¿Cómo ve la situación en Argentina? Lo que pasa en Argentina no es muy distinto de lo que pasó en otros países de América Latina. Es un gobierno que construye un relato, pasa el tiempo y el relato no coincide con la realidad y cree que la culpa es de los medios de comunicación que describen esa realidad. Comienza un proceso de hostigamiento hacia los periodistas independientes, que se va agravando, empieza un cambio de dueños de los medios de comunicación, que pasan a estar en manos de gente amiga del gobierno, los medios independientes se reducen.Esto genera la necesidad de encontrar mecanismos que defiendan uno de los pilares de la democracia como es la libertad de expresión, y por eso tomamos esta iniciativa, que regula y protege los derechos de las empresas periodísticas y los periodistas para ejercer su profesión en el ámbito local, para que cualquiera que se sienta agraviado en sus derechos constitucionales para ejercer la libertad de opinión, pueda pedir un resguardo.¿Cómo afecta esto a la oposición?En Venezuela, la falta de medios independientes afecta la posibilidad de expresar alternativas por parte de otros candidatos. Por eso es tan importante tener un sistema independiente de medios que sirva de plataforma para que los que no son oficialismo se puedan comunicar con el electorado. Por suerte, el avance de la tecnología y las redes sociales genera un medio de comunicación alternativo muy importante, que le ha hecho la vida muy complicada a los autoritarismos todavía vigentes en el mundo. A cinco meses de las elecciones parlamentarias de octubre, las protestas son cada vez más masivas, como el cacerolazo del 18 de abril, pero esto no ha tenido expresión política ¿No se puede crear un espacio opositor que exprese a este amplio sector de la sociedad?Argentina está en un proceso de crecimiento muy grande, la ciudadanía va rechazando rápidamente las tácticas que sienten como depredadoras o conflictos potenciales para sus libertades. Por eso los cacerolazos del 8 de noviembre y el 18 de abril tuvieron tanto éxito, porque la población reaccionó frente a un gobierno que permanentemente intenta invadir temas que hacen a la libertad y la privacidad de cada uno. La ciudadanía se va dando cuenta que sin una mejora de la política no va a haber una mejora de la sociedad y para eso hay que comprometerse y participar. En esas marchas hay una participación cada vez mayor, que se empieza a volcar hacia la política.Nosotros hemos recibido en nuestro partido una enorme cantidad de adhesiones muy superior a la que veníamos recibiendo en los últimos meses, con lo cual somos optimistas. Seguimos dialogando con todos los demás sectores opositores, porque la Argentina posterior a 2015 necesita esa convivencia entre los que vayamos a ser oficialismo y los que vayan a ser oposición para construir una agenda de políticas de Estado y de trabajo en común.¿Cómo ve las denuncias de lavado de dinero por parte de empresarios muy cercanos a la presidenta Kirchner, denuncias que en otro país podrían llevar a una crisis institucional?Lo veo como la mayoría de los ciudadanos, con sorpresa, con enojo y con tristeza. Es un proceso que recorremos todos. Estamos esperando que los jueces avancen en tiempo real, y que no nos vengan a decir dentro de quince años si eran verdad o mentira todas las barbaridades que se dicen. La Argentina necesita tener una economía más transparente, con bajos niveles de corrupción para integrarse al mundo.¿Qué elementos faltan para que se unifique la oposición?Como pasa en muchos países del mundo, los partidos están en crisis y lo que va asomando son liderazgos, confianzas en personas. Creo que la elección parlamentaria de octubre va a ser mala para el Gobierno Nacional porque va a disminuir el caudal que tuvo en la última, pero eso nos va a permitir ponerle límites a los atropellos que intenta el gobierno desde el Congreso, que hoy funciona como una notaría del gobierno. El verdadero cambio de rumbo en Argentina será a partir de 2015. Por lo tanto, no sé cuánto va a haber de conjunción de esfuerzos. Algunas conversaciones en curso van a terminar conduciendo a que haya menos dispersión, pero no va a haber un solo gran frente o un gran candidato, porque no se puede volver a defraudar. Creo que rumbo al 2015 va a haber una conjunción de fuerzas.¿Cómo evalúa la situación de seguridad? ¿Hay presencia de crimen organizado y del narcotráfico en Buenos Aires?No estamos tranquilos. Hay un avance del delito, de la radicación de productores de droga en la ciudad y en el Gran Buenos Aires y no sentimos que haya un control por parte del Gobierno Nacional. Son productores extranjeros que vienen mayoritariamente de Colombia y de Perú.Muchos dicen que usted no tiene el carisma para ser presidente. ¿Qué opina?Es una pregunta difícil. Yo intento tener el mejor equipo y la mejor propuesta para generar el entusiasmo suficiente en los que tienen que tomar la decisión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad