"El dolor es inmenso": periodistas del diario ecuatoriano El Comercio

"El dolor es inmenso": periodistas del diario ecuatoriano El Comercio

Abril 15, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Andrés Felipe Carmona Barrero / Reportero de El País
Homenaje a los periodistas de El Comercio asesinados por disidencias de las Farc

Este altar, ubicado en la oficina de recursos humanos del diario El Comercio, es el lugar donde los reporteros llevan ofrendas florales y encienden velas por el alma de sus tres compañeros.

Foto: Especial para El País

"El dolor es inmenso. La redacción ha pasado de ser ese lugar de adrenalina periodística a ser un espacio de silencio y dolor, fueron dos semanas llenas de incertidumbre. Sin embargo, hay una solidaridad tremenda entre todos. Incluso, montaron una pequeña capilla ardiente en recursos humanos".
 
Esas son las palabras de David Paredes, periodista deportivo del diario ecuatoriano El Comercio, su casa desde hace cinco años, al recordar el asesinato de sus tres compañeros a manos de Walter Patricio Arizala, alias Guacho. El equipo periodístico adelantaba una reportería sobre el orden público en la frontera que comparte Colombia y Ecuador.

Las víctimas, que estaban en cautiverio desde el 26 de marzo pasado, fueron identificadas como el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60. Los tres eran grandes trabajadores, formidables personas y amantes del fútbol a más no poder, coinciden reporteros del diario al recordarlos. Javier era hincha del Barcelona de España, país donde vivió algunos años; Paúl, de la Liga de Quito y Efraín del Deportivo Quito.

“Yo soy periodista deportivo y a pesar de ello los tres siempre estuvieron cerca. Con Javier compartimos canchas en un equipo de la redacción y con ‘Segarrita’ (como le decían a Efraín) y Paúl fuimos a innumerables coberturas”, cuenta el reportero desde la redacción del diario fundado en 1906.

Y es que precisamente hace dos años, David junto a Paúl y otra parte de la redacción cubrieron el terremoto que lo sorprendió en la provincia de Manabí, epicentro del movimiento telúrico, cuando visitaba a su novia. “Él fue mis ojos y yo la voz de sus fotos”, dice el reportero.

Lea además: Santos confirma que los periodistas ecuatorianos fueron asesinados en Colombia

Para Diego Puente, reportero político en el diario ecuatoriano, donde labora desde hace tres años, el mejor homenaje a sus tres compañeros es seguir trabajando en el que para muchos es el mejor oficio del mundo.

Aunque en la redacción hay un ambiente de tristeza pensando en las últimas horas con vida de los tres periodistas, también hay vientos de solidaridad para seguir adelante con los cubrimientos diarios pese a los recuerdos que despiertan ver las tres sillas vacías. “Continuamos porque se tiene que saber la verdad de todo”, añade el periodista con algo de nostalgia en su voz.

“Por el Paúl, nadie se cansa, por el Javier, nadie se cansa, por Efraín, nadie se cansa, nadie se cansa, nadie se cansa, nadie se cansa, nadie se cansa, nadie se cansa, nadie se cansa”.

Con este cántico, una vez conocieron el viernes pasado la confirmación del asesinato, reporteros, fotógrafos y demás personal del periódico ecuatoriano condenaron el homicidio de sus compañeros mientras caminaban camino a las instalaciones del diario, donde hicieron un círculo para elevar plegarias por los que partieron.

Pedro Maldonado, desde hace 12 años labora en El Comercio y actualmente es el editor de la Revista Líderes, uno de los productos del diario que trata temas de emprendimiento y economía.

Al otro lado del teléfono, con la voz quebrantada, recuerda a cada uno de sus tres compañeros sacando fuerzas para seguir adelante en medio de estos momentos tan difíciles para el periodismo.

Javier Ortega era de los periodistas más jóvenes en la redacción pero a la vez de los más talentosos, siempre estuvo trabajando en temas de investigaciones judiciales.

Le encantaba jugar fútbol y correr en competencias atléticas. Se caracterizaba por su disciplina y rigurosidad con el manejo de las fuentes. Era hincha furibundo de Lionel Messi, muestra de ello es que a muchos turnos llegó luciendo la camiseta del diez.

Lea además: Ecuador procesa a 8 detenidos por el secuestro de los periodistas de El Comercio

“Paúl Rivas era de los fotógrafos más experimentados en el diario, él estaba por cumplir años este mes y nosotros le decíamos que era el eterno adolescente porque le encantaba hacer bromas a la gente y por eso era muy querido. Efraín era el padre de uno de nuestros compañeros periodistas y era como un papá para nosotros porque siempre en cada cobertura se preocupaba que estuviéramos cómodos”, dice el periodista en medio de una redacción golpeada en el corazón.

Cadáveres llegarían a Tumaco

Medicina Legal de Colombia instaló un equipo forense en Tumaco, Nariño, ante la posibilidad de que los cuerpos de los tres ecuatorianos asesinados en la frontera sean entregados por las disidencias de las Farc en esa parte del país.

El equipo técnico y científico, que se trasladó desde Cali, “estará disponible sin importar a qué lado de la frontera se encuentren los cuerpos”, dijo el vicepresidente, Óscar Naranjo.

Una comisión de la Cruz Roja y la Iglesia será la encargada de recoger los cadáveres de los periodistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad