El décimo minero rescatado agradeció a Dios su salida

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l EFE

Álex Vega Salazar, un mecánico de maquinaria pesada, de 31 años, se convirtió hoy en el décimo rescatado de la mina San José, en el norte de Chile, donde 33 trabajadores quedaron atrapados el pasado 5 de agosto a causa de un derrumbe.Álex era esperado por su esposa e hijos en la superficie de la mina cuando emergió a bordo de la cápsula Fénix 2 desde los 700 metros de profundidad en que permaneció durante 70 días, pero también por su padre, el más ansioso de todos.José Vega, el padre del minero y también un veterano en el oficio, no escatimó esfuerzos para trabajar directamente en el rescate de su hijo desde el mismo día del derrumbe, pero por su parentesco con uno de los afectados fue rechazado.El padre no vaciló e insistió en su intento, bajo un nombre falso, pero fue descubierto y debió resignarse a esperar el rescate de su hijo al igual que todos los familiares de los 33 mineros atrapados.Álex, que trabajaba en la mina a fin de juntar dinero para comprarse una casa, pues no quería continuar viviendo con sus padres.De presencia discreta en el fondo de la mina, Álex componía sin embargo bellas frases en sus cartas: "A veces nos quedamos todos en silencio y sentimos como si fuera pasando un ángel", escribió una vez."Nunca olvidaré el ruido de las máquinas excavadoras que nos buscan, es un sonido de vida", comentó en otra ocasión.Antes de saludar a las autoridades presentes y después de persignarse con devoción, Álex se fundió en un abrazo y beso de más de dos minutos de duración con su esposa, Jéssica Salgado, después que salió de la cápsula, a las 08:52 horas (6:52 a.m. hora Colombia), 53 minutos después de Mario Gómez, que fue su antecesor en el turno de salida."Por muy maricón que suene yo nunca le permitiré volver a trabajar otra vez en una mina", comentó después la esposa de Vega.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad