El colombiano 'clave' en la caída del expresidente de Guatemala, Otto Pérez

default: El colombiano 'clave' en la caída del expresidente de Guatemala, Otto Pérez

El rol cumplido por Iván Velásquez en la investigación por corrupción, que enredó al ya expresidente de Guatemala Otto Pérez, fue clave para su caída.

El colombiano 'clave' en la caída del expresidente de Guatemala, Otto Pérez

Septiembre 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de Agencias y Redacción de El País
El colombiano 'clave' en la caída del expresidente de Guatemala, Otto Pérez

Iván Velásquez, quien investigó nexos de políticos colombianos con paramilitares, ahora lidera la investigación contra Otto Pérez.

El rol cumplido por Iván Velásquez en la investigación por corrupción, que enredó al ya expresidente de Guatemala Otto Pérez, fue clave para su caída.

Un colombiano está tras la caída del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, acusado de liderar una red que desfalcó la aduana nacional.

Iván Velásquez, conocido en Colombia como el ‘magistrado estrella’, por su investigación en el caso de la parapolítica, llegó a Guatemala en octubre de 2013 a la Comisión Internacional contra la Impunidad de ese país (CICIG) -ente adscrito a la ONU-  para destapar el escándalo político que sacudiría al Gobierno.

A Velásquez le tomó poco tiempo cambiar la historia del país centroamericano. Con su eficiente actuación al frente de la CICIG terminó por lograr que el Congreso le retirara la inmunidad y se emitiera una orden de captura a Pérez Molina.

La investigación que desembocó el pasado jueves en la renuncia del Mandatario  fue iniciada el 16 de abril por  la Fiscalía y la CICIG. 

Las pesquisas desenmascararon  un caso  de corrupción aduanera, conocido como ‘La Línea’, que involucraba una red de defraudación que operaba en las principales aduanas.

‘La Línea’ estaba dedicada al cobro de sobornos a empresarios para la evasión de impuestos. 

Al caso fueron vinculados 158 funcionarios, entre ellos la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien ya fue capturada; su secretario personal, Juan Carlos Monzón,   prófugo, y el exmandatario Pérez Molina.

 Ante la efectiva labor del jurista colombiano, los guatemaltecos no se miden en halagos hacia él. Y es que además de destapar la  red de corrupción en las aduanas, Velásquez también pudo comprobar que el Instituto Guatemalteco de la Seguridad Social adjudicó tratamientos de hemodiálisis a una empresa que no cumplía los requisitos para ello.

El exmagistrado  intentó consolidar un equipo especial en Guatemala parecido al que creó para  las investigaciones de la parapolítica  en Colombia, proceso que   lo llevó a ser objeto de amenazas y persecuciones políticas.

Este “es un proceso que apenas comienza, hay que entender que estamos en una etapa inicial y que actuamos con toda prudencia y responsabilidad”, dijo el jurista.

Al preguntarle sobre si pensó que haría estallar un escándalo como el que hoy está viviendo Guatemala, respondió: “Que llegara hasta esos niveles, realmente es una sorpresa. Había mucho rumor, mucha información no corroborada que de pronto aparecía en algún medio, pero nada que permitiera en esa etapa inicial afirmar algo respecto de la cabeza del G obierno. No imaginábamos que pudiera comprometer, de la manera como aparece ya, al Presidente y a la Vicepresidenta”.

[[nid:460825;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/otto-perez_0.jpg;full;{El expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.Foto: AFP}]]

Agregó que  se  buscaba examinar la situación patrimonial del ahora exmandatario. “La preocupación que tenemos  hoy es poder presentar al juez, como se está haciendo, por qué razón había mérito para que el señor Pérez Molina se ligara al proceso judicial y se le dictara una medida de prisión preventiva”.

 Según indicó, el juez  probablemente va a fijar un término de investigación de tres meses, “por lo menos esa es la petición que vamos a formular. Tenemos la exigencia legal, a los tres meses o en el término que fije el juez,  de formular acusaciones”.

El fraude en las aduanas y  otros escándalos de corrupción en el Gobierno generó una crisis política en el país que este domingo votará  por el sucesor de Pérez (ver nota anexa). 

La  fiscal general Thelma Aldana aseguró que el proceso penal contra el expresidente debería concluir con una sentencia condenatoria: “Hay una persecución penal (contra Pérez) e iremos a debate. Luego a una sentencia, que de acuerdo a mi apreciación y lo que conozco del caso, tendrá que ser condenatoria”.

 Para la Premio Nobel de la Paz y líder indígena Rigoberta Menchú, la convulsión social que está viviendo el país es un renacer de la población, indignada frente a la corrupción estatal. “Es un despertar consciente pero también es un ejemplo cívico. A mí me impresiona la integración de las marchas, pacíficas y multisectoriales”, aseguró, tras agregar que “este país ha sido dividido por la violencia, por la tragedia, por el engaño”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad