El chavismo convalece por enfermedad de su líder

El chavismo convalece por enfermedad de su líder

Julio 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso*
El chavismo convalece por enfermedad de su líder

El deterioro físico es evidente en el presidente Hugo Chávez. A pesar de sus declaraciones, aún muchos reclaman más claridad sobre su estado de salud.

La ausencia de Hugo Chávez, tras su cirugía, dejó abierta las preguntas sobre el futuro político del país. Algunos analistas creen que el venezolano puede seguir en el poder, pese a su estado de salud.

Hugo Chávez está enfermo. Despejada esta incógnita ahora surgen otras en Venezuela. ¿Se recuperará el Presidente? ¿Cuándo volverá al Palacio de Miraflores? ¿Asumirá el Vicepresidente? ¿Podrá optar por un tercer sexenio seguido en las presidenciales del año que viene? Y, sobre todo, ¿quién podría sucederlo en caso de cualquier eventualidad?En predios gubernamentales y del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) se asegura que el Mandatario se recuperará, pero no saben responder cuándo volverá de Cuba, donde fue sometido a dos operaciones: una para extraerle un absceso pélvico y otra en la que se le removió un tumor canceroso. Incluso, hay quienes dan por descontado que no estará presente en los actos del 5 de Julio, cuando el país celebrará el Bicentenario de la Declaración de su Independencia.Estas versiones cobraron fuerza a raíz de lo dicho por el vicepresidente Elías Jaua, quien descartó que el Jefe de Estado se separe de sus funciones mientras continúa su tratamiento, con toda seguridad en La Habana, y dejó claro que su ausencia podría prolongarse por meses. “Nosotros consideramos que el Presidente pueda ejercer plenamente el mando. Los informes médicos nos confirman que eso se podrá”, dijo, al tiempo que recordó que la Constitución, en su Artículo 234, permite que el Presidente pueda estar fuera de su despacho hasta 180 días.En el Partido Comunista de Venezuela (PCV) la forma como Chávez confirmó los rumores que aseguraban que sufría de cáncer no agradó. “Ni un chiste ni una anécdota, ningún comentario sobre las elecciones del 2012. Ese no era el mismo Chávez de siempre”, comentó un dirigente de esa tolda, quien manifestó su preocupación por las repercusiones que tendría en el estado de ánimo de las bases oficialistas de cara a las elecciones del 2012 el hecho de que el Presidente, quien en mayo pasado oficializó sus intenciones de buscar la reelección, no mencionara si participará o no en los comicios.Sobre quién podría sustituirlo ante cualquier eventualidad, muchos analistas y expertos de la realidad venezolana, aseguran que todavía es prematuro hacer un diagnóstico. Son más los rumores que han surgido, en los que, incluso, se baraja el nombre del ex vicepresidente José Vicente Rangel, que la certeza política.El periodista y experto en temas electorales, Eugenio Martínez, afirma que éste es el asunto más delicado para el oficialismo. “El chavismo no tiene sucesor. En una década los posibles liderazgos que han aparecido fueron minimizados por el propio Presidente. Hoy sólo cuenta con liderazgos locales y con dirigentes para controlar áreas específicas del país”, explica el comunicador.En similares términos se pronunció el politólogo Nicmer Evans, quien señaló: “Chávez es imprescindible para el partido y la revolución. El partido no se ha preparado aún para ninguna sustitución”.En el supuesto de que el Psuv tuviera que escoger a un nuevo candidato presidencial, el panorama no le sería alentador, al menos según los últimos resultados del Instituto Venezolano de Datos (IVA), el cual reveló que el Vicepresidente sólo cuenta con la aprobación del 31% de los electores, mientras que el 41% dice no conocerlo, pese a que es el segundo hombre más importante del Gobierno.El diputado Diosdado Cabello, considerado el ‘delfín’ del Presidente, no está mejor posición, pues el 41% de los venezolanos no tienen buena opinión de él. Entre tanto, el ministro del Interior, Tareck El Aissami, era uno de los mejor valorados, hasta que estalló, el 12 de junio, la rebelión en las cárceles de El Rodeo I y II, que ha cobrado la vida de decenas de reclusos y la cual ha intentado aplacar con cuatro mil militares, infructuosamente.En la filas oficialistas se asegura que la figura que más ha salido fortalecida en esta situación ha sido la del canciller Nicolás Maduro, quien ha viajado en reiteradas ocasiones a Cuba para estar junto a Chávez, y quien ha sido uno de los pocos que ha podido conversar con él. El pasado viernes el Mandatario reveló, en la televisión cubana, que el Ministro de Exteriores fue uno de los pocos que fue notificado de que el tumor que le habían extirpado era maligno, tan pronto como se conocieron los resultados.También hay quienes mencionan como posible sucesor a Adán Chávez, hermano mayor del Presidente y gobernador de su terruño, el Estado Barinas. Incluso algunos medios internacionales han especulado sobre la posibilidad de que el Mandatario remueva al Vicepresidente y coloqué allí a su pariente.Sin embargo, la posibilidad de que en Venezuela ocurra lo mismo que pasó en Cuba en 2006, cuando Fidel Castro se enfermó y fue sustituido por su hermano Raúl, choca con lo previsto en la Constitución, en su Artículo 238, que prohíbe que el Vicepresidente tenga algún grado de parentesco con el Jefe del Estado.¿Se cambia el libreto político?Lo que sí es claro para muchos analistas que el chavismo, independientemente de que el Presidente continúe o no, tendrá que pensar desde ya qué pasará cuando el gobernante se retire, mientras que la oposición tendrá que ir definiendo el papel que entrará a jugar.“En este momento la incertidumbre y la prudencia son las palabras más adecuadas”, indicó el analista Carlos Romero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela.Y es que con un escenario en el que Chávez aparecía como candidato seguro del oficialismo en el 2012, la enfermedad del Mandatario cambia los planes. “El libreto sobre la campaña en este momento está cuestionado”, dijo Romero.En su opinión, se abren tres escenarios posibles: que Chávez se mantenga como candidato; que trate de postular su candidatura, pero la propia evolución de la enfermedad le impida hacerlo, y que definitivamente no pueda aspirar a una nueva reelección.Algunos sectores han coincidido en el panorama de incertidumbre que se sigue viviendo en Venezuela con la salida de Hugo Chávez del país y que puede intensificarse de continuar complicándose la recuperación del Jefe de Estado, lo que para muchos representa desde ya una encrucijada para su proyecto de hacersereelegir el año venidero.La que piensa la oposiciónEl ex ministro de Defensa venezolano, general (r) Fernando Ochoa Antich, le dijo a El País que hay que aceptar que existe una crisis institucional. “La gravedad de cualquier Presidente es un hecho delicado que compromete la estabilidad de un país”, dijo.“Venezuela está viviendo una crisis económica, política y social muy graves hace varios meses aun con la presencia del Presidente es una crisis notoria y eso se ha venido reflejando en un deterioro importante de su popularidad”, señaló.Para el ex ministro, el camino que continúa para Chávez no será fácil, ante el debilitamiento de su proyecto político. “Tengo una absoluta certeza que difícilmente Hugo Chávez va a poder ganar las elecciones en el año 2012, por la misma situación política interna. Estoy seguro que la oposición va a derrotar a las fuerzas gubernamentales”, dijo.Por su parte, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, aseguró que no hay que desconocer la condición humana, pero tampoco hay que permitir que la gobernabilidad en Venezuela quede en el vacío. “Aquí ya hay un problema de gobernabilidad porque aquí hay un problema de irrespeto a los derechos de propiedad, a los derechos a la libertad de expresión, no se respeta la descentralización y esos son síntomas de ingobernabilidad”, agregó.*Con algunos datos de agencias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad