El caso Strauss-Kahn se tomó el debate electoral

Mayo 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El caso Strauss-Kahn se tomó el debate electoral

Francois Hollande indicó que los franceses tienen una elección “sencilla”, el cambio o mantener unas políticas que no funcionan.

Anoche Hollande y Sarkozy fueron protagonistas en el debate previo a las elecciones.

El presidente francés y candidato a la reelección, Nicolás Sarkozy, reprochó que el Partido Socialista, que avala a su rival Francois Hollande, apoyara al exdirector del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, vinculado en un caso de abuso sexual.En un candente debate transmitido anoche en directo por la televisión francesa, y luego de un duelo verbal en el que ambos aspirantes a la Presidencia se lanzaron mutuas acusaciones, el presidente Sarkozy dijo que: “No aceptaré lecciones de un partido político que quiso apoyar a Dominique Strauss-Kahn”.A lo que de inmediato respondió Hollande que “no dudaba de que llegaría usted a este argumento, pero no fui yo quien nombró a DSK (siglas con las que se conoce a Strauss-Kahn) al frente del FMI. Debía usted conocerle bien para designarle para esas funciones”.DSK, quien enfrenta un juicio civil en Estados Unidos por agresión sexual, iba a ser el candidato del Partido Socialista a estas elecciones presidenciales, pero el escándalo, que algunos creen que fue un montaje del partido de Sarkozy, lo marginó de la contienda.El pasado fin de semana, DSK aludió en una entrevista en un diario británico a sus sospechas de que pudieron haberle tendido una trampa que llevó a su detención el año pasado e hizo responsables de ella a enemigos políticos relacionados con Sarkozy y su partido.Los otros temasEste primer y último cara a cara antes de las elecciones de este domingo estuvo marcado por la ironía del candidato socialista y el control de las cifras de parte del presidente Sarkozy, quien enfrentaría un 53% de votos en contra, según los últimos sondeos de intención de voto.Ante la dificultad de los moderadores por hacer respetar por momentos el turno de palabra, el socialista se introdujo como el futuro presidente de la Justicia, el enderezamiento del país y la unión ciudadana, mientras que Sarkozy se burló de esa presentación y animó a analizar directamente los respectivos programas.La crisis estuvo en boca de ambos participantes, utilizada por Sarkozy para congratularse de que Francia la haya afrontado mejor que sus vecinos del Sur, y por Hollande para criticar que el presidente esconda con esa comparación la degradación del país.La inmigración, la religión, la educación y la energía fueron los otros temas que ocuparon las tres horas que duró el debate.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad