El boliviano Carlos Mamani decidió quedarse en Chile por unos días más

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

El boliviano Carlos Mamani, de 23 años, se convirtió en el cuarto rescatado del grupo de 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad en un yacimiento de la norteña región chilena de Atacama.Mamani, único extranjero en el grupo de atrapados, salió de la cápsula Fénix 2, que lo devolvió a la superficie después de 70 días en el fondo de la mina San José, a las 3:08 a.m. hora local (1:08 a.m. hora Colombia). Mamani desconocía que su vida había dado un viraje, con un futuro prometedor en el que podrá escoger vivir en Chile o Bolivia.Casado con Verónica Quispe y padre de una bebé de un año y cuatro meses, Mamani llevaba sólo cinco días trabajando en la mina San José cuando el derrumbe del 5 de agosto lo convirtió en uno de los protagonistas de esta inédita historia de resistencia humana en las más adversas condiciones imaginables."Les vamos a mandar a Mamani para arriba", dijo el minero Renán Ávalos instantes antes de que la Fénix 2 emprendiera el ascenso desde la profundidad.En las afueras de la mina, Carlos Mamani fue recibido por su esposa, su hija y su suegro, mientras otros parientes llegados desde Bolivia lo aguardaban en el hospital de Copiapó.Muy nerviosa, Verónica Quispe era reconfortada por Cecilia Morel, la esposa del presidente chileno, Sebastián Piñera, en los minutos previos a la llegada de su marido a la superficie.Piñera esperó a Mamani con una bandera de Bolivia en sus manos, lo mismo que Verónica, que aplaudió cuando su esposo salió de la cápsula.Carlos Mamani se arrodilló antes de abrazar a los suyos y al mandatario chileno y después mostró su agradecimiento al Gobierno y a Piñera, al expresar: "Nunca nos abandonó".El viaje de bajada de la cápsula fue el primero sin nadie a bordo, ya que en los primeros tres fue ocupada por los rescatistas Manuel González, Roberto Ríos y Patricio Roblero.De origen aymara como Morales, Mamani tiene nueve hermanos y sus padres fallecieron. Antes de irse a Chile sobrevivía cultivando papas y pasteando ovejas en la región altiplánica de Oruro, donde también nació y pasó su infancia el mandatario boliviano.De cosechador de tomates en el norte chileno, Mamani pasó a la mina de cobre accidentada como operador de maquinaria pesada. Minero boliviano agradece oferta de Morales pero por el momento no retornará a su tierra natalEl presidente de Bolivia, Evo Morales llegó la mañana de este miércoles a la ciudad de Copiapó y se trasladó hasta la mina San José para visitar a Mamani, quien desde su rescate, esta madrugada, permanece en el hospital de campaña sometido a observación médica.En presencia del mandatario chileno, Sebastián Piñera, Morales le manifestó que su Gobierno le apoyaría con una casa y un puesto de trabajo fijo en algunas de las explotaciones petrolíferas que están comenzando a operar en el vecino país.Incluso, el propio ministro chileno de Salud, Jaime Mañalich, certificó que Mamani estaba en "óptimas condiciones" de viajar en el avión presidencial de Evo Morales si así lo deseaba."Si quiere viajar hoy mismo a Bolivia no hay ningún inconveniente médico" , recalcó el ministro Mañalich, quien bromeó con el minero cuando le dijo que probablemente pensaba que tras el accidente ya no tendría necesidad de volver a trabajar, pero se equivocó.Sin embargo, Carlos Mamani dijo que prefería ser trasladado al hospital de Copiapó y permanecer al menos durante dos días junto a sus ex compañeros de cautiverio.La respuesta del minero frustró las expectativas del mandatario boliviano, quien previamente había manifestado su deseo de llevarse de vuelta a Mamani y su familia.A comienzos de esta semana, el gobernante boliviano había expresado su intención de estar presente cuando su compatriota fuese rescatado, pero al final Morales llegó varias horas después de que Mamani fuera izado en la cápsula "Fénix 2" .En los días previos a la localización de los mineros, la esposa de Mamani expresó su pesar porque, a su juicio, el Gobierno boliviano no se había interesado por la suerte de su marido, aunque posteriormente suavizó sus críticas.El presidente de Bolivia expresó su agradecimiento a Piñera por los esfuerzos desplegados para rescatar sanos y salvos a los 33 mineros."Los bolivianos nunca vamos a olvidar este esfuerzo, presidente", enfatizó Morales, quien presenció la llegada de algunos mineros hasta la superficie.Por su parte, los familiares del minero boliviano agradecieron al Gobierno de Chile la ayuda prestada."Nos hemos sentido orgullosos de estar junto a ellos (los mineros). Estamos agradecidos, señor presidente", declaró el suegro del minero, Johnny Quispe, quien también reconoció el gesto del empresario chileno Leonardo Farkas de donar cinco millones de pesos (10.400 dólares) a cada minero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad