El ataque químico que tiene enfrentados al Reino Unido y a Rusia

El ataque químico que tiene enfrentados al Reino Unido y a Rusia

Marzo 18, 2018 - 12:51 p.m. Por:
Resumen de agencias 
El ataque químico que tiene enfrentados al Reino Unido y a Rusia

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) aseguró que "ninguno" de sus países miembros ha declarado poseer el agente químico del tipo Novichok, utilizado contra el exespía ruso y su hija en Inglaterra.

Agencia EFE

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien busca hoy en las urnas su cuarto mandato presidencial que iría hasta el 2024, mantiene en el ‘ojo del huracán’ tras los señalamientos del Reino Unido a ese país por el ataque con un agente químico sufrido por el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury.

La relación entre las dos naciones mantiene ‘fracturada’ luego de que esta semana la primera ministra británica, Theresa May, ordenara la expulsión de 23 diplomáticos rusos, el mayor número en los últimos 30 años, además de anunciar que “ningún representante de la familia real ni ningún mandatario” asistirá al Mundial de Fútbol que inicia a mitad de año en Rusia.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, respondió de la misma forma al anunciar que expulsarán de su territorio a diplomáticos británicos por “principio de igualdad”.

En una declaración conjunta, Theresa May y los presidentes de EE. UU., Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, además de la canciller de Alemania, Angela Merkel, condenaron el ataque ocurrido el 4 de marzo y por el cual solo esta semana Reino Unido acusó a Rusia.

Lea también: Rusia responde a Londres con la expulsión de 23 diplomáticos británicos

“El empleo de un agente neurotóxico de calidad militar, de un tipo desarrollado por Rusia, es el primer empleo ofensivo” de un químico de esa modalidad en Europa, después de la II Guerra Mundial, dicen los líderes en su declaración conjunta que fue divulgada por el Gobierno británico.

Asimismo, indican que el uso de ese agente químico supone un “asalto” a la soberanía del Reino Unido, en “clara violación” de la Convención sobre Armas Químicas y del derecho internacional. “Esto amenaza la seguridad de todos nosotros”, agregan.

Trump, Macron, Merkel y May añaden que “comparten” el análisis de las autoridades británicas de que es altamente probable que Rusia haya estado detrás del ataque contra el exespía y su hija.

Skripal, de 66 años, y Yulia, de 33, permanecen hospitalizados en estado crítico, mientras que el policía Nick Bailey, que entró en contacto con el agente químico en los primeros momentos de la investigación, continúa grave, pero con progresos en su salud.

Mientras continúan las tensiones entre los dos países por este caso, las autoridades británicas anunciaron que investigarán la muerte en Londres del empresario ruso Nikolai Glushkov, hallado el lunes sin vida en su residencia y con signos de estrangulamiento. Sin embargo, de momento dicen que no tendría relación con el caso Skripal.

¿Quién es el exespía envenenado?

En el 2004, Skripal fue detenido en Moscú y admitió haber sido reclutado por los servicios de inteligencia británicos, en 1995, y haber proporcionado información sobre agentes del servicio de inteligencia a las Fuerzas Armadas de Rusia que colaboraban en distintos puntos de Europa.

Por lo anterior, en agosto de 2006 fue sentenciado por traición al Gobierno a 13 años de cárcel en una prisión de máxima seguridad, antes de ser puesto en libertad en 2010, en virtud de un acuerdo de canje de espías por el que diez agentes rusos, que se encontraban a la espera de recibir instrucciones, fueron expulsados de Estados Unidos. Skripal fue uno de los cuatro agentes indultados por Moscú.

Ese intercambio se ejecutó el 9 de julio de 2010 en la pista de aterrizaje del aeropuerto de Viena. Un Boeing 767 aterrizó con los cuatro agentes en la base de las Fuerzas Aéreas Militares británicas (RAF Brize Norton), en el condado inglés de Oxfordshire.

Todo comenzó en 1993 cuando el exespía fue enviado por la agencia militar rusa (GRU) a España, donde fue detectado por el servicio de inteligencia español, según reveló el diario The Times.

Sin embargo, el primer contacto con el espionaje británico lo estableció en julio de 1995 en suelo ibérico con un agente del MI6 -la agencia de inteligencia exterior del Reino Unido- que se hizo pasar por un socio que le ofreció establecer una empresa de exportación de vinos.

En la época del mandato del presidente ruso Boris Yeltsin (1991-1999), los fondos dedicados por Moscú al espionaje eran limitados, por lo que algunos agentes quedaban abandonados en el extranjero sin cobrar durante largos periodos, lo que facilitaba su captación por parte de otras agencias.

Sergei Skripal regresó a su país poco después de ser contactado por el Reino Unido, al ser diagnosticado de diabetes, pero continuó visitando España con regularidad y fue fortaleciendo sus vínculos con el MI6 hasta establecerse como parte de su plantilla, pasó a ser un agente doble (trabajaba para Rusia y Reino Unido).

Se retiró de la agencia militar rusa o GRU en el 2000 y comenzó entonces a trabajar en el Gobierno provincial moscovita, desde donde continuó enviando información confidencial a Londres.

El MI6 le llegó a comprar una casa de vacaciones a tiempo compartido cerca de Málaga, según el diario, donde sostenía reuniones durante varios días.

La inteligencia británica evitaba llevar al Reino Unido a Skripal, cuyo sobrenombre era ‘Forthwith’, para no dar pistas sobre sus vínculos con el MI6.

Durante el periodo en el que el doble agente tenía problemas de salud debido a su diabetes, al menos en una ocasión su esposa, Liudmila, viajó a España para recoger un pago para su esposo, aunque The Times sostiene que ella no sabía que el dinero provenía de los servicios de inteligencia.

Liudmila murió de cáncer en 2012, a los 60 años, y su tumba en el cementerio de Salisbury es uno de los escenarios que las fuerzas de seguridad mantienen acordonados en busca de pruebas de quién envenenó a Skripal.

El agente químico utilizado pudo haber sido escondido en el equipaje de su hija Yulia, hallada inconsciente junto a él, antes de que esta abandonara Moscú, de donde llegó procedente horas antes de ocurrido los hechos, según fuentes anónimas de los servicios secretos británicos.

Según esa teoría, la toxina pudo haber impregnado algún artículo del vestuario o de los cosméticos de Yulia, o algún otro objeto guardado en la maleta, que pudo abrirse en el domicilio inglés de Skripal, en la citada localidad de Salisbury. 

Más del ataque 

Según las autoridades británicas, el agente tóxico del tipo ‘Novichok’ es un producto químico que Rusia ha fabricado en el pasado y que podría tener la capacidad de continuar produciendo.

El ataque contra Skripal no es el único contra antiguos espías rusos en territorio británico.

En 2006, Alexander Litvinenko, un exagente de inteligencia de ese país, murió luego de agonizar durante 22 días tras consumir una bebida contaminada con polonio 210, un elemento químico altamente radiactivo y que se extrae del uranio. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad