El 2010, el año más violento para la Otan en Afganistán

El 2010, el año más violento para la Otan en Afganistán

Enero 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
El 2010, el año más violento para la Otan en Afganistán

El 2010 fue el año con el mayor número de soldados de la Otan muertos en Afganistán: 711, 498 de ellos estadounidenses. Además, 1.292 policías afganos y 2.043 civiles fallecieron en ataques y 5.225 supuestos insurgentes fueron dados de baja en operaciones.

El 2010 fue el año con el mayor número de soldados de la Otan muertos en Afganistán: 711, 498 de ellos estadounidenses. Además, 1.292 policías afganos y 2.043 civiles fallecieron en ataques y 5.225 supuestos insurgentes fueron dados de baja en operaciones.La cifra de muertos fue revelada por el portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashary, quien agregó que durante el pasado año se produjeron unos 6.700 sucesos trágicos en el país, donde la violencia se recrudeció en los últimos tiempos. El portavoz precisó que las muertes de agentes de seguridad afganos bajaron un 7% por ciento respecto al 2009, pero reconoció al mismo tiempo, y pese a no disponer de datos del año anterior, que las bajas civiles se han incrementado.Los talibanes han ampliado en los últimos años su radio de acción desde sus bastiones tradicionales del sur y el este, y recurren con frecuencia a colocar artefactos explosivos o atentados suicidas en su estrategia para implantar un Estado de corte islamista.El 2010 fue el año más violento para las tropas de la Otan, aunque el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó un informe en diciembre pasado en el que hablaba que se habían logrado avances en la lucha contra el Talibán, dando golpes en sus bastiones de Helmand y Kandahar.En febrero del año pasado, las fuerzas extranjeras y afganas lanzaron una gran ofensiva contra los feudos de la insurgencia talibán en la provincia sureña de Helmand, y en septiembre hicieron lo propio en la capital de la vecina Kandahar con la operación Golpe de Dragón.Debido a las operaciones en sus bastiones tradicionales en el sur, algunos insurgentes se desplazaron el pasado año a zonas del norte, que hasta entonces se presumían más seguras pero en las que se ha registrado un aumento de la violencia.Sin embargo, la presencia de los talibanes en vecina Pakistán ha sido un punto difícil en esta lucha. Pero en julio se iniciará, según el anuncio de Obama, el inicio de la retirada de las tropas, para así poner fin al último frente de guerra que tiene Estados Unidos en el mundo, tras nueve años de ocupación, que se convirtieron en la confrontación más larga.La nueva estrategia del Gobierno de Aganistán El Gobierno anunció que el Ejército nacional lanzará una nueva operación contra la insurgencia con énfasis en algunas zonas del este y el sur del país, en colaboración con las fuerzas extranjeras y otros cuerpos de seguridad afganos.El portavoz del Ministerio de Defensa, Zaher Azimi, explicó que la ofensiva, bautizada como Omid (Esperanza, en dari), se prolongará durante 18 meses y se centrará en el cinturón suroriental, donde predomina la etnia pastún, la propia de los talibanes.“La guerra se intensificará este año porque es un año importante para nosotros. En primer lugar, este año marca el inicio del proceso de traspaso de la seguridad a las autoridades afganas; en segundo lugar, se producirá un aumento de nuestras capacidades y potencial”, aseveró Azimi.Consultado por Efe, el portavoz de Defensa precisó que la operación tiene como objetivo garantizar la seguridad de cara a mejorar el gobierno del país e impulsar la reconstrucción, aunque observó que es una máxima “causar el mínimo posible de víctimas civiles”.Según Azimi, los actuales problemas de inseguridad en el país se deben a la falta de tropas en algunas de las zonas conflictivas.“Teniendo en cuenta la situación en Afganistán, se necesitan 20 agentes por cada 1.000 personas para garantizar la seguridad”, consideró. En el país actualmente hay desplegados unos 149.000 militares afganos y 150.000 soldados extranjeros, de los cuales 97.000 son estadounidenses.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad