Ejemplo de los tunecinos convulsiona al mundo árabe

Ejemplo de los tunecinos convulsiona al mundo árabe

Enero 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencias

Manifestantes egipcios salieron ayer a las calles a protestar por tercer día consecutivo contra el régimen del presidente Hosni Mubarak, mientras la ola de inconformismo contra los gobiernos parecía extenderse ayer a otros países, entre ellos Yemen y Jordania.

Manifestantes egipcios salieron ayer a las calles a protestar por tercer día consecutivo contra el régimen del presidente Hosni Mubarak, mientras la ola de inconformismo contra los gobiernos parecía extenderse ayer a otros países, entre ellos Yemen y Jordania. Ayer, las redes sociales por internet convocaban a una concentración masiva en El Cairo, Egipto, después de las oraciones de hoy. Los manifestantes han expresado su furia ante la falta de interés del Gobierno por la pobreza, el desempleo y el aumento de los precios. Estas son las mayores protestas en años. La proscrita Hermandad Musulmana, el grupo opositor más grande y organizado del país, apoya las protestas y si su enorme base se suma a las manifestaciones, daría un gran impulso al movimiento que reclama la caída del presidente Hosni MuBarack, que lleva 30 años en el poder. Otro impulso provendría del regreso inminente de Mohammed ElBaradei, premio Nobel de la Paz y el promotor de la democracia más conocido en el país.En Viena, ElBaradei dijo que “el régimen no está escuchando” y lo exhortó a demostrar moderación frente a los manifestantes y dijo que la violencia con la que se los ha enfrentado podría conducir a una “situación explosiva”. Añadió que su objetivo es asegurar que el movimiento se desarrolle en forma pacífica y ordenada. Los que salen a las calles, sostuvo, expresan la necesidad legítima de un Egipto democrático y basado en la justicia social.Murabark, de 82 años, no ha aparecido ni hablado públicamente desde que comenzaron las protestas el martes. Las manifestaciones constituyen el reto más grave hasta la fecha al régimen y plantean graves dudas acerca de hasta cuándo podrá conservar el poder.Decenas de manifestantes se situaron ayer frente al colegio de abogados en el centro de El Cairo, uno de los puntos centrales de concentración, al igual que en el cuartel policial en Suez. Las concentraciones hoy podrían ser las más grandes hasta el momento, debido a que millones de hombres acuden a las mezquitas para los servicios del viernes, el día santo islámico y los organizadores pueden aprovechar la presencia de esas personas en las calles.En países vecinosAyer, decenas de miles de manifestantes se lanzaron a las calles de Yemen para pedir la renuncia del presidente Alí Abdulá Salé, con casi 32 años en el poder y con el apoyo de Estados Unidos, en una protesta inspirada por la revuelta popular que derrocó al gobierno tunecino.Yemen se sumó a Túnez y Egipto, otros países árabes que enfrentan protestas con exigencias de cambios revolucionarios en sus gobiernos. Las manifestaciones son una amenaza a la estabilidad del estado árabe más pobre del mundo, que se ha convertido en un refugio para extremistas de al-Qaida.“Sin demoras, sin demoras, el tiempo de la partida ha llegado”, gritaban los manifestantes, en referencia a Salé, cuyo gobierno aquejado por la corrupción tiene poco control fuera de la capital y cuya principal fuente de ingresos, el petróleo, podría acabarse en una década. Miembros de la oposición y activistas juveniles encabezaron protestas en cuatro zonas de la capital, Saná, mientras que la Policía dispersó a porrazos manifestaciones en las provincias de Dali y Shabwa. En la provincia de al-Hudaydah, un reducto de al-Qaida junto al mar Rojo, miles de personas salieron a las calles. Manifestantes oficialistas hicieron un acto de apoyo al gobierno en Saná, pero eran muchos menos que los opositores. No se informó de incidentes de violencia ni disturbios en la capital. Las protestas se calmaron al anochecer, pero sus organizadores dijeron que habría más hoy.Entre tanto en Jordania, el rey Abdalá II, instó al Gobierno y al Parlamento a acelerar las reformas políticas, económicas y sociales, tras el anuncio de que hoy habría nuevas manifestaciones.“Todos los funcionarios en cuestión deben asumir sus responsabilidades y tomar sus decisiones de una manera audaz, clara y transparente”, dijo el Rey a los legisladores de la Cámara baja del Parlamento, a quienes convocó para discutir la última ola de protestas en el país.Una coalición de partidos opositores, sindicatos y activistas han planeado realizar manifestaciones hoy tras las oraciones del mediodía para presionar reformas. Abdalá II solicitó la modificación de la ley electoral, que fue citada por la oposición islámica como motivo para boicotear las elecciones del pasado 9 de noviembre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad