Egipto continúa sumido en el caos absoluto

Egipto continúa sumido en el caos absoluto

Febrero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Egipto continúa sumido en el caos absoluto

Partidarios del presidente egipcio ayudan a un compañero herido durante el enfrentamiento con activistas de la oposición, en la plaza Tahrir, epicentro de la revuelta popular de Egipto.

La erupción de la violencia terminó de sumir ayer a Egipto en el caos absoluto, luego de que cerca de medio millar de manifestantes afines al gobierno de Hosni Mubarak irrumpieran en la céntrica plaza de Tahrir contra la ola de opositores que completa una semana en las calles de El Cairo.

La erupción de la violencia terminó de sumir ayer a Egipto en el caos absoluto, luego de que cerca de medio millar de manifestantes afines al gobierno de Hosni Mubarak irrumpieran en la céntrica plaza de Tahrir contra la ola de opositores que completa una semana en las calles de El Cairo.La capital egipcia volvió a ser un hervidero de gente y la jornada de protestas, que continuaba sin control, elevó a cuatro las víctimas mortales, mientras que los heridos llegaban a mil.La primera víctima fue un militar que cayó por un puente cercano a la plaza Tahrir, epicentro de las protestas, mientras que otras dos murieron por golpes en la cabeza y una más por un tiroteo que se desató en esta madrugada. Entre los partidarios de Mubarak que sorprendieron a los grupos opositores, algunos llegaron montados a caballo y en camellos, pero fueron contenidos por los manifestantes y sin intervención del Ejército.Apenas llegó la noche comenzó el lanzamiento de cócteles molotov en la plaza, que originaron incendios que los militares trataban de sofocar con mangueras y que alcanzaron el Museo Egipcio. Desde las ventanas de los edificios colindantes se arrojaban palos, sillas y todo tipo de objetos sobre los manifestantes.El canal de televisión Al Yazira mostró supuestas identificaciones de policías que estaban en el suelo y que pertenecían a partidarios del Presidente envueltos en la rebelión. El dirigente opositor Mohamed el Baradei aseguró que “matones han salido a atacar a manifestantes pacíficos y se ha probado que son oficiales de policía vestidos de civil, tenemos sus carnés de Policía”.Aumentan los llamadosAnte tanta tensión, el Gobierno de EE.UU. volvió ayer a presionar a Hosni Mubarak. La Casa Blanca reiteró su “firme condena” a los actos de violencia ocurridos en las calles de El Cairo e indicó que si el Gobierno ha instigado alguna violencia “debe cesar inmediatamente”.El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, reiteró que ya “ha llegado el momento de una transición” que incluya “las voces de la oposición” de cara a unas elecciones “libres e imparciales”. “Ya es ya. Ya no es septiembre. Ya llegó ayer. Es lo que el pueblo egipcio quiere, un proceso de transición”, insistió el Portavoz.A su vez, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, sostuvo una conversación telefónica con el vicepresidente de Egipto, Omar Suleimán, en la que condenó los actos de violencia y pidió que los responsables sean sancionados.El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, condenó los ataques contra manifestantes pacíficos en Egipto y los calificó de “inaceptables”.No obstante, el Consejo de Seguridad de la ONU no tiene intención de abordar la crisis política en Egipto y otros países de la región, dijo su presidenta de turno, la embajadora de Brasil, María Luiza Ribeiro de Viotti.La responsable de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió al Presidente de Egipto que responda “a la voluntad de su pueblo” y actúe “lo antes posible” e inicie los cambios. Entre tanto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que el proceso abierto por las protestas en Egipto genera esperanza entre los demócratas y también el riesgo de un largo período de inestabilidad en Oriente Medio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad