EEUU aplaude medidas restrictivas de Turquía contra Siria por represión

Noviembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE
EEUU aplaude medidas restrictivas de Turquía contra Siria por represión

Las muertes no cesan en Siria, las cifras de fallecidos en protestas y combates oscilan entre los 3.500 y 4.000 desde que empezó el conflicto.

El Gobierno de Turquía amenazó a Siria con corta el suministro eléctrico que le provee si no cesan los atentados contra los civiles.

La Casa Blanca expresó este martes su bienvenida a las amenazas turcas de cortar el suministro eléctrico a Siria si ese país no cesa su represión contra su pueblo.En declaraciones desde el avión Air Force One, que traslada al presidente de EEUU, Barack Obama, a Australia para la segunda etapa de una gira por Asia Pacífico, el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, afirmó que esa iniciativa pone de manifiesto que el régimen del presidente sirio está cada vez más "aislado"."Damos una gran bienvenida a la firme posición que ha adoptado Turquía y creemos que envía un firme mensaje al presidente Asad de que no puede reprimir las aspiraciones de su pueblo", declaró Rhodes.También, señaló, "creemos que refuerza el hecho de que debería dimitir porque es lo que más conviene al pueblo sirio".El ministro de Energía turco, Taner Yildiz, amenazó este martes con cortar el suministro eléctrico a Siria si el régimen que dirige Bashar el Asad comete "crímenes contra la humanidad"."Desde hoy mismo comenzamos a dar electricidad a Siria. Sin embargo, si el curso de los acontecimientos continúa de esta manera, nos veremos obligados a examinar esta decisión", dijo Yildiz a la prensa durante una reunión con la patronal turca TSIAD.Turquía es uno de los principales socios comerciales de Siria, especialmente desde la mejora de relaciones de los últimos años, y numerosas pequeñas y medianas empresas de las provincias fronterizas comercian con el país árabe, aunque la situación ha dado un vuelco desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Asad.Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Bachar Al Asad que han causado la muerte de más de 3.500 personas, según las últimas cifras difundidas por las Naciones Unidas.La violencia no ha disminuido en las últimas semanas, pese a que el pasado 2 de noviembre Damasco aceptó poner un marcha una iniciativa de la Liga Árabe para poner fin a la crisis.Por ello, el pasado sábado, la organización panárabe consideró que Siria no había adoptado las medidas acordadas y decidió suspender su participación como miembro de la organización.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad