EE.UU. sigue en situación de guerra en el sur de Irak

EE.UU. sigue en situación de guerra en el sur de Irak

Septiembre 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co – AP
EE.UU. sigue en situación de guerra en el sur de Irak

En esta foto del lunes 29 de agosto del 2011, un soldado estadounidense patrulla el pueblo de Bani Hashem, Irak, mientras sus camaradas reparten agua y juguetes.

En poco más de cien días, los militares estadounidenses deberán haberse ido de Irak. Los soldados comenzaron a desactivar los tanques para regresar a los EE.UU.

Los soldados en esta base duermen con las botas puestas para no cortarse los pies si tienen que correr bajo el fuego de cohetes. En otros sitios en Irak se están desactivando los tanques para su retorno a Estados Unidos, pero todavía participan en la caza de insurgentes. Y cuando los soldados estadounidenses reparten pelotas de fútbol a los niños de los pueblos, los helicópteros Apache sobrevuelan el lugar.En poco más de cien días, los militares estadounidenses deberán haberse ido de Irak después de una guerra, insurgencia y ocupación que se han prolongado casi nueve años. Pero en el sur pantanoso de Irak, donde la militancia chií es persistente, se sigue librando la guerra.En la Estación de Operaciones de Contingencia Garry Owen, la última base militar estadounidense en la provincia sureña de Maysan, el mayor Steven Gventer musita su doctrina: "Uno no quiere ser blando y vulnerable sino duro y quisquilloso. Y somos duros y quisquillosos en Garry Owen, concentrados en tratar agresivamente de atacar a los malos".Garry Owen, nombrada por una famosa canción de la caballería, se encuentra en territorio peligroso cerca de Irán y de rutas de contrabando de armas, en una provincia cuyo gobernador los considera ocupantes.Este territorio desempeña un papel vital para combatir a los insurgentes y proteger los convoyes estadounidenses que van hacia el sur camino a su país. Pero los desafíos que enfrentan reflejan los problemas más graves que confrontan Irak y cualquier fuerza estadounidense que se quede después del plazo de salida el 31 de diciembre.En los pantanos del sur que se extienden a ambos lados de la frontera de Irak con Irán, los contrabandistas de armas eluden fácilmente a los guardias iraquíes y se filtran en el sur de Irak para abastecer a las milicias chiíes.Los vínculos locales con Irán siempre han sido estrechos, y el gobernador de Maysan es partidario del clérigo Muqtada al-Sadr, lo que hace que la base Garry Owen se encuentre aislada y vulnerable.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad