EE.UU. sigue a la defensiva mientras avanzan en Senado reformas a espionaje

Octubre 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
EE.UU. sigue a la defensiva mientras avanzan en Senado reformas a espionaje

Un activista de la 'Oficina para las medidas inusuales', disfrazado de Barack Obama, sostiene una pancarta en la que se puede leer "Lo siento, Ángela" delante de la Cancillería en Berlín. La Asociación de la Prensa Alemana (DJV) desaconsejó usar Google y Yahoo, ante las sospechas de que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense se haya infiltrado en sus centros de datos y recopilado cientos de millones de cuentas de sus usuarios

Entre tanto, un comité del Senado aprobó un plan de reformas a los programas de vigilancia de la NSA.

El Gobierno de EE.UU. seguía este jueves a la defensiva y manejando con bajo perfil las tensiones generadas por su espionaje en el extranjero, mientras un comité del Senado aprobó un plan de modestas reformas a los programas de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés).Uno de los pocos pronunciamientos oficiales del jueves provino de Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado, en respuesta a la preocupación y petición de explicaciones por parte del Gobierno chino sobre el espionaje."Lo que me gustaría transmitir a los ciudadanos de China es que estamos revisando nuestros programas con una serie de principios, entre ellos asegurarnos de que cumplen nuestros objetivos de política exterior", dijo Psaki en una rueda de prensa.Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que EE.UU. sigue "investigando" si el exanalista de la NSA Edward Snowden, cuyas filtraciones destaparon este escándalo de espionaje, actúa solo o en colaboración con algún gobierno o entidad extranjera.Snowden, asilado en Rusia y que comenzará este viernes a trabajar como administrador de una de las principales páginas web de ese país, según anunció su asesor legal, Anatoli Kucherena, "debe regresar a Estados Unidos" y "comparecer ante la justicia", reiteró Carney.Entre la prensa y los analistas de EE.UU. preocupa más estos días si el presidente Barack Obama conocía el alcance del programa de la NSA de vigilancia a líderes extranjeros y el supuesto espionaje a un teléfono de la canciller alemana, Angela Merkel.Si, como aseguran funcionarios de la Casa Blanca, no supo de su alcance hasta el pasado verano, cuando ordenó una revisión de los programas de la NSA a raíz de las filtraciones del exanalista Edward Snowden, la duda que se plantea actualmente en Washington es por qué el presidente desconocía una información tan sensible. Las filtraciones de Snowden continúan y las más recientes las acaba de publicar The Washington Post.De acuerdo con el diario, la NSA se ha infiltrado en centros de datos de Google y Yahoo en todo el mundo y ha recopilado así cientos de millones de cuentas de usuarios.Según un informe secreto fechado el 9 de enero de 2013, la NSA envía todos los días millones de registros de las redes internas de Yahoo y Google a su sede en Fort Meade, a las afueras de Washington.En un periodo de 30 días la NSA procesó más de 181 millones de nuevos registros, que incluyen desde información sobre el emisor o destinatario de un correo electrónico hasta datos sobre su contenido.La herramienta principal de la NSA para llevar a cabo esa recolección de datos es un proyecto denominado "MUSCULAR", operado conjuntamente con el centro de escuchas británico GCHQ, según la información del Post.El senador demócrata Patrick Leahy, que preside el Comité Judicial del Senado, ha pedido una reunión informativa con el Gobierno sobre la información divulgada por el Post.Precisamente Leahy y el congresista republicano Jim Sensenbrenner introdujeron esta semana en el Congreso un proyecto de ley que pretende poner fin a la recolección de millones de registros telefónicos de ciudadanos por parte de la NSA.Ese proyecto no se inmiscuye en el espionaje en el extranjero y lo que busca es poner fin al acceso de la NSA y el FBI a millones de registros telefónicos al amparo de la Ley Patriota, aprobada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.Esa Ley Patriota "ha ayudado a mantener seguros a los estadounidenses", pero "en algún lugar a lo largo del camino se perdió el equilibrio entre la seguridad y la privacidad", argumentó Sensenbrenner.Bautizada como Ley Libertad, el proyecto de Leahy y Sensenbrenner prevé la creación de un defensor especial encargado de proteger los derechos de privacidad y las libertades civiles, y obliga a tener una orden judicial para rastrear las comunicaciones de los estadounidenses a través de datos recopilados en el extranjero.Mientras, el Comité de Inteligencia del Senado aprobó hoy, en una votación a puerta cerrada, un plan bipartidista de reformas modestas que mantendría, con algunos límites, ese programa de la NSA para recolectar registros telefónicos.Ese programa "es legal" y lo que debe hacerse es "aumentar su transparencia", subrayó en un comunicado la presidenta de ese comité, la senadora demócrata Dianne Feinstein.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad