EE.UU. mantiene la distancia del conflicto entre Hamas e Israel

Julio 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

En el 2012, el gobierno estadounidense trató de mediar en este conflicto, sin embargo en esta ocasión ya no intervendrá.

Después de años de esfuerzos por la paz en Medio Oriente, falta de socios para exigir verdaderas concesiones o diplomacia acaparada por otros conflictos, la administración Obama se mantiene hasta ahora distante en el sangriento conflicto entre Israel y Hamas. Washington, que había jugado un papel central en la búsqueda de un cese del fuego en 2012, no ha presionado a Israel para que ponga fin a su ofensiva en la Franja de Gaza, donde murieron 230 palestinos y desde donde grupos armados lanzaron más de 1.200 cohetes contra Israel, matando a un civil israelí. El presidente Barack Obama, que se comunicó con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, afirmó que la búsqueda de un cese del fuego es una prioridad absoluta. "Continuaremos alentando los esfuerzos diplomáticos para alcanzar un cese del fuego y apoyamos los esfuerzos de Egipto en ese sentido", declaró. El lunes, aprovechó una cena ofrecida en la Casa Blanca en ocasión del Ramadán para criticar "los ataques injustificables" de Hamas. "Como comandante en jefe, confío en que si somos pacientes y decididos, podremos de hecho enfrentar los desafíos que se presentan", afirmó. Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest, expresó su deseo de que "Hamas acepte un cese del fuego. Queremos que Hamas cese de lanzar cohetes contra civiles inocentes en Israel".Influencia global de EEUU en cuestiónEn tal situación, ¿por qué Estados Unidos no asume un papel más activo, como lo ha hecho en el pasado? La primera respuesta que se escucha en Washington en relación a la situación en Medio Oriente es que Estados Unidos no puede imponer soluciones que las partes en el terreno no aceptan. Aunque al parecer los esfuerzos en favor de un cese del fuego se incrementaban este jueves con intensas negociaciones en El Cairo, no se anunció oficialmente ningún acuerdo. En el 10º día de la ofensiva aérea israelí en Gaza, un alto funcionario israelí que solicitó mantener el anonimato, afirmó que se había alcanzado un acuerdo para un cese del fuego a partir del viernes por la mañana. Pero Hamas, que gobierna Gaza, desmintió inmediatamente la versión, calificando el anuncio de "inexacto" y destacó la existencia de "negociaciones en curso". El respetado columnista David Ignatius advirtió el miércoles que Obama ha caído en una inercia, en lo que respecta a su política exterior, caracterizada por una carencia de vigor y falta de seguimiento en iniciativas estadounidenses vitales. "Aquí no hay recompensa por las buenas intenciones, lo que cuenta son las acciones" , escribió Ignatius en el diario The Washington Post. "La Casa Blanca debe superar la resistencia o la inercia que enfrenta. El resto son excusas", advirtió. Aunque la política exterior es intrincada, con frecuencia, en la política doméstica se trata de tener un discurso que perdure. Obama no puede permitir que perdure la impresión -enérgicamente cultivada por sus críticos republicanos- de que es un líder indeciso, más proclive a la contemplación que a la acción, que busca adaptarse a la sabiduría convencional de los medios. Esta semana, el diario The Wall Street Journal, en un artículo de portada, se refirió al "abanico de inestabilidad" que desafía a la política exterior de Obama, que "refleja un mundo en el que el poder global de Estados Unidos parece ser cada vez más tenue".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad