EE.UU. exige que Cuba ponga en libertad al contratista Alan Gross

EE.UU. exige que Cuba ponga en libertad al contratista Alan Gross

Agosto 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
EE.UU. exige que Cuba ponga en libertad al contratista Alan Gross

Fotografía familiar sin fecha que muestra a Alan y a Judy Gross en Potomac, Estados Unidos.

Una gran polémiga se generó a partir de la ratifica de la sentencia de 15 años de cárcel para estadounidense Alan Gross, a quien acusan de participar de planes sebversivos de EE.UU. en Cuba.

EE.UU. condenó este viernes la decisión del Tribunal Supremo de Cuba de ratificar la sentencia de 15 años de prisión impuesta en marzo pasado al contratista estadounidense Alan Gross y exigió que La Habana lo ponga en libertad "de inmediato y sin condiciones".La Justicia cubana ratificó este viernes la condena de 15 años de cárcel para Gross, acusado de participar en "planes subversivos" contra la isla y cuyo recurso de apelación quedó desestimado."Instamos al Gobierno de Cuba a que ponga en libertad a Alan Gross, de inmediato y sin condiciones, para permitirle que regrese con su familia y se ponga fin a un largo suplicio que comenzó hace más de un año", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., Tommy Vietor.Gross, de 62 años y detenido en Cuba en diciembre de 2009 por distribuir material tecnológico a una comunidad judía de la isla, trabajaba para la empresa Development Alternatives (DAI), una subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) dedicada a labores de desarrollo en otros países.En ese sentido, el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, dijo que EE.UU. "deplora" el dictamen y aseguró que Gross "ha dedicado su vida a ayudar a la gente en más de 50 países"."Estaba en Cuba para ayudar al pueblo cubano a conectarse con el resto del mundo", insistió Toner.El Gobierno de Washington permanece preocupado e interesado en el bienestar de Gross, preso desde hace unos 20 meses, y usará "todo canal diplomático disponible para presionar por su inmediata liberación", puntualizó Toner.Mientras, el abogado de Gross en EE.UU., Peter Kahn, dijo estar "extremadamente decepcionado con el dictamen" y puntualizó que la familia de su cliente "está destrozada" por la decisión, pero "mantiene la esperanza de que aún hay espacio para una resolución diplomática de este asunto"."Sin importar dónde se ubique uno en el espectro político respecto a las relaciones entre EE.UU. y Cuba, todos podemos reconocer que es una tragedia que Alan tenga que cumplir una sentencia de 15 años de prisión por sus esfuerzos por mejorar la conexión a internet de la comunidad judía en Cuba", lamentó Kahn."Toda su familia ha pagado un enorme precio personal en la prolongada pugna entre Cuba y EE.UU.", observó en un comunicado."Ahora más que nunca, pedimos a ambos países que resuelvan su disputa sobre las actividades de Alan de forma diplomática, y pedimos que el presidente Raúl Castro lo deje en libertad de inmediato por razones humanitarias", puntualizó Kahn.La detención de Gross sumó fricciones entre La Habana y Washington, cuyos Gobiernos no tienen relaciones diplomáticas desde 1961.El dictamen tampoco tomó por sorpresa a la legisladora republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y quien calificó el encarcelamiento de Gross de "injusto e injustificado"."El señor Gross debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones y, si no lo es, entonces esta Administración debe comenzar a tratar a tiranos como lo que son y no buscar un mayor acercamiento con ellos", agregó.Ros-Lehtinen figura entre los más férreos críticos de la política del presidente de EE.UU., Barack Obama, de buscar un acercamiento con el Gobierno de la Habana para propiciar un cambio democrático en la isla.En abril de 2009, Obama ordenó la flexibilización de los viajes y remesas de los cubanoestadounidenses con familiares en la isla y, el año pasado, relajó las restricciones de viajes culturales, religiosos o académicos.Pero varios legisladores republicanos de la Cámara de Representantes, entre ellos Ros-Lehtinen, buscan revocar esos cambios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad