Dura prueba contra el cigarrillo en España

Enero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Dura prueba contra  el cigarrillo en España

El Gobierno adoptó la medida con la meta de convertir al cuarto productor de tabaco más grande de la Unión Europea, en uno de los países europeos más severos contra los fumadores.

Ayer entró en vigencia la nueva Ley Antitabaco que pone límites a los fumadores. Hay quienes se oponen.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco, España quedó convertido desde ayer en un país libre de humo, un reto para los fumadores españoles que ya no podrán encender un cigarrillo en lugares públicos cerrados y en algunos espacios abiertos, como los parques infantiles y el entorno de los hospitales.El Gobierno adoptó la medida con la meta de convertir al cuarto productor de tabaco más grande de la Unión Europea, de una tierra tolerante a los cigarrillos y los puros, en uno de los países europeos más severos contra los fumadores.Desde ayer los parques infantiles y los puntos de acceso a escuelas y centros hospitalarios también serán zonas libres de humo de tabaco, en tanto que los hoteles podrán reservar 30% de sus habitaciones para fumadores.“La medida debió haber sido adoptada hace cuatro años, pero el Gobierno tuvo miedo”, dijo Inma Amantes Ramos, de 29 años y empleada de una panadería.Endurecimiento a la leyEl Parlamento español ya había aprobado en el 2006 la Ley Antitabaco que prohibía fumar en los lugares de trabajo, pero dejó la opción de que permitieran o no la práctica a los bares y restaurantes con superficies de cien metros cuadrados. Casi todos los establecimientos autorizaron que se fumara.Los restaurantes más grandes habían recibido autorización a fin de construir secciones herméticas para los fumadores, pero ahora esos espacios se acabaron después de que una comisión parlamentaria abrogara la opción.La mayoría de los detractores considera un fracaso La Ley Antitabaco del 2006. La ministra de Sanidad, Leire Pajin, dijo que unas 50.000 personas mueren cada año en España debido a enfermedades relacionadas con el tabaco. Unas 1.200 de esas muertes corresponden a fumadores pasivos.La UE tiene previsto que en el 2012 sus 27 estados hayan prohibido fumar en los espacios cerrados.La Ley estipula que una infracción menor deberá ser penada con multas de 40 dólares a 800 dólares, mientras que las violaciones más graves recibirán multas de 13.000 dólares a 800.000 dólares.Sin embargo, no es probable que las multas disuadan a muchas personas que consideran fumar en un restaurante un derecho virtual.“No me gustan las prohibiciones”, dijo el agente español de viajes Marcos Yubero, de 49 años, “la gente -agregó- tendría que poder elegir por su cuenta cómo se comporta y francamente, tras un par de tragos, la mayoría de las personas que conozco buscan sin pensarlo el paquete de cigarrillos”.La principal federación española de bares y restaurantes pronosticó que la nueva Ley Antitabaco ocasionará la pérdida de 145.000 empleos y una merma de ingresos en el sector del 10%, aunque el Ministerio de Sanidad dijo que leyes similares adoptadas en los últimos años desde Gran Bretaña a Francia e Italia no perjudicaron demasiado esos negocios.La legislación contra el tabaco permite la creación de clubes privados de fumadores que prohíben la entrada de menores y requieren inscripción, aunque los usuarios no pueden comer, beber o comprar cigarrillos en ellos.El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo dijo que mil camareros mueren anualmente por dolencias de pulmón, en su mayoría debido al humo de segunda mano.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad