Dos detenidos por el secuestro de una monja colombiana en el sur de Malí

Febrero 08, 2017 - 05:34 p.m. Por:
Elpais.com.co
Monja

La religiosa colombiana fue raptada en la noche del martes en Malí.

Elpaís.com.co / AFP

Un grupo de hombres armados secuestró a una monja franciscana colombiana en Malí, y las autoridades informaron el miércoles de la detención de dos sospechosos.

La religiosa, identificada por la cancillería colombiana como Gloria Cecilia Narváez Argoti, fue raptada "el martes por la noche en el sur de Malí, cerca de Koutiala" por cuatro hombres armados, afirmó una fuente de seguridad malí.

La cancillería colombiana detalló que el secuestro se produjo en la aldea de Karangasso, cerca de Koutiala, que a su vez se halla a unos 400 kilómetros al este de Bamako, la capital del país.

Los cuatro hombres "gritaron que eran yihadistas" cuando se llevaron a la monja, según la fuente de seguridad local.

La religiosa, de 56 años, fue obligada a subir en una ambulancia de la parroquia para la que trabajaba, explicó un concejal de Karangasso.

"Hay cuatro (religiosas franciscanas) en Karangasso", explicó el concejal. "Sólo la secuestraron a ella", añadió una fuente de la iglesia del pueblo.

"Hemos detenido a dos sospechosos" malienses, indicó otra fuente de seguridad en Koutiala.

"Los obispos también se están moviendo para obtener información en la zona" dijo Edmond Dembélé, secretario general de la Conferencia Episcopal de Malí, citado por la agencia. Tras el plagio "los secuestrados se habrían dirigido hacia Burkina Faso", dijo una fuente de la seguridad de ese país.

Por el momento el secuestro no ha sido reivindicado. "Es todo muy incierto y muy terrible", declaró en Bogotá la Madre Noemí Quesada, superiora general de la orden religiosa de origen suizo nacida en 1893 en Colombia y con presencia en 17 países.

"Si son yihadistas no va a salir con vida; eso tememos, porque ellos dijeron que tenían la orden de matar cuando se la llevaron", añadió.

Sor Narváez lleva seis años de misión en Malí. Oriunda de Pasto, desarrolla su trabajo misionero junto a otras tres hermanas: Sor Sofía, de Tumaco, Sor Clara, de Medellín, y Sor Adelaide, de Burkina-Faso, contó la superiora general.

Malí vive una insurrección yihadista en el norte del país. A principios de 2012 la región llegó a caer en manos de grupos yihadistas vinculados a Al Qaida, aprovechando la retirada del ejército frente a los rebeldes tuaregs, que inicialmente se habían aliado a estos grupos antes de ser expulsados.

A partir de enero de 2013 la intervención militar internacional liderada por Francia, que todavía sigue, echó a gran parte de los yihadistas pero todavía hay muchas zonas bajo su control.

El 24 de diciembre de 2016 la francesa Sophie Pétronin, que dirige una asociación de ayuda a la infancia, fue secuestrada por hombres armados en Gao (norte) .

El sur de Malí, donde fue secuestrada la religiosa colombiana, ha sido escenario de ataques yihadistas en las fronteras con Costa de Marfil y Burkina Faso.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad