Donald Trump lanza en Texas nuevos ataques contra inmigrantes ilegales

Septiembre 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa
Donald Trump lanza en Texas nuevos ataques contra inmigrantes ilegales

El magnate de bienes raíces Donald Trump habla durante el debate presidencial republicano llevado a cabo en Quicken Loans Arena en Cleveland, Ohio.

El aspirante a la candidatura presidencial Republicana dijo que "Vamos a construir un muro". "Los muros funcionan. Tenemos que detener la inmigración ilegal".

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Donald Trump renovó sus ataques contra la inmigración ilegal durante un mitin al que asistieron cerca de 20.000 personas en la ciudad de Dallas, norte de Texas. 

En su discurso de una hora el lunes en la noche en el American Airlines Center, donde se llevó a cabo el mitin, Trump, quien en junio anunció formalmente su candidatura para la elección presidencial estadounidense de 2016, describió a Estados Unidos como "un vertedero del resto del mundo", informó el canal de televisión local KPRC. 

Desde junio, el franco aspirante republicano y quien lleva la delantera, ha sido criticado por sus declaraciones sobre "bebés ancla" y pandilleros entre los inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos.

En un discurso de junio, también llamó violadores y criminales a los inmigrantes mexicanos. El lunes, Trump, quien tiene cerca de 70 años, también mencionó su plan de construir un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos con México.

"Vamos a construir un muro", indicó. "Los muros funcionan. Tenemos que detener la inmigración ilegal. Tenemos que hacerlo". Mientras se llevaba a cabo el mitin de campaña de Trump, más de 1.000 personas protestaban afuera.

Algunas de ellas llevaban pancartas en las que criticaban al candidato. La protesta, organizada por la división del norte de Texas de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, fue convocada como un mitin "Dump Trump" (Botemos a Trump). Hasta el momento, unos 17 aspirantes tratan de obtener la candidatura republicana, sin embargo, Trump, un magnate de los bienes raíces en Estados Unidos, está entre los que llevan la delantera. 

Por otra parte, el ex gobernador de Texas Rick Perry, atribuyó en gran parte su pronta salida de la campaña para la candidatura republicana a los cargos que continúan persiguiéndolo por sus intentos de hacer que renunciara la fiscal de distrito del condado de Travis. 

El problema de Perry comenzó después de que amenazara en 2013 con vetar el pago de 7,5 millones de dólares para la fiscal de distrito del condado de Travis, la demócrata Rosemary Lehmberg, si no renunciaba tras un arresto por conducir ebria. Perry vetó el dinero luego de que la fiscal se rehusara a renunciar. Entonces, Perry fue acusado de cargos de coerción a un funcionario público y de hacer un mal uso de su cargo en 2014. 

Perry, quien hace tres días se convirtió en el primero de los candidatos republicanos en retirarse de la contienda, se negó a apoyar formalmente a alguno de los candidatos republicanos. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad