"Donald Trump es la antítesis de la democracia": Jody Williams, nobel de Paz

"Donald Trump es la antítesis de la democracia": Jody Williams, nobel de Paz

Febrero 23, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Por Jessica Villamil Muñoz, reportera de El País
Jody Williams, premio Nobel de Paz

Jody Williams, premio Nobel de Paz.

Colprensa- El País.com.co

Jody Williams es activista de los derechos humanos. Ha seguido al dedillo todo lo relacionado con el proceso de paz en Colombia y en octubre pasado fue una de las voces más críticas frente a la convocatoria de plebiscito.

“Fue un plebiscito entre (Álvaro) Uribe y (Juan Manuel) Santos como seres humanos, cuando no debió tener nada que ver con ellos”, dijo en su momento.

Ahora, Jody, quien fue reconocida en 1997 con el Premio Nobel de Paz por su trabajo en la erradicación de minas antipersona en todo el planeta, insiste en que los resultados del proceso “no se van a ver de un día para otro” y asegura que si Colombia quiere una paz sostenible, debe involucrarse: “No esperen a que el Gobierno, en cualquier nivel, les solucione los problemas”.

Durante su visita al país para participar en la XVI Cumbre de Premios Nobel de Paz, habló con El País. Se fue lanza en ristre contra el presidente de su país, Donald Trump, de quien dice es capaz de todo y por eso “medio mundo tiene miedo”. “Yo voy por el mundo hablando de democracia y paz y resulta que soy de un país en el que ahora gobierna Trump y él es la antítesis de lo que el mundo necesita para lograr la democracia”.

Han pasado tres semanas desde la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, ¿Esperaba todo lo que ha ocurrido?

La gente como yo, y la gente que no votó por él, creíamos que iba a intentar hacer las cosas que estaba diciendo en su campaña. Pero eso no quiere decir precisamente que todo lo que está intentando hacer se vaya a cumplir porque muchas de esas cosas tienen que pasar por el Congreso. Eso sí, nunca esperábamos que Trump fuera a dar las órdenes que ha dado y que fuera a hacer tan al pie de la letra, desde el primer día, todo lo que prometió. Desde que él llegó al poder, uno se levanta preguntando ‘¿Qué hará Donnie hoy’ Y las respuestas son tan abrumadoras, que dan ganas de llorar.

La primera semana se ensañó con México; la segunda, con los inmigrantes, especialmente musulmanes. ¿Qué cree que sigue ahora?

El New York Times dijo que ya habían cancelado cien mil visas y no solo de gente musulmana. Alguien me estaba diciendo que Trump ha estado pensando (no se cómo) en países con enfermedades como el Zica, Ébola. Y así como intentó parar el ingreso de musulmanes, puede hacer una orden igual. Él dice que la gente con esas enfermedades no puede visitar los Estados Unidos. Y es capaz de todo. Ha dicho que tiene derecho y es capaz de usar bombas nucleares en contra de terroristas de Isis (Estado Islámico). Yo creo que es capaz, por eso medio mundo tiene miedo desde el momento en que anunciaron que él había ganado las elecciones. Todo mundo, la gente política de países que visito, me expresa su miedo.

Precisamente, hay mucha gente que dice que él puede desatar una tercera guerra mundial. ¿No es muy exagerado decir que Donald Trump es un riesgo para la paz del planeta?

Claro que puede desatar una guerra. Tenemos que impedir esa opción para él, porque insisto, es capaz de todo, ya lo hemos visto. Mucha gente cree que él tiene problemas con su mente y yo creo que su forma de actuar demuestra que así es. Es que de un minuto para el otro, alguien le dice algo y ese hombre explota.

¿Qué piensa de que él esté gobernando a través de las redes sociales, que maneje la diplomacia por esa vía?

Lo hace porque dice que no quiere intermediarios entre él y la gente.

Además, dice que periodistas y medios de comunicación no están diciendo la verdad. Entonces, quiere hacerlo directamente. El problema es que no habla con otra gente; no ve, ni lee, ni escucha noticias. Solo dice lo que le parece y la gente que lo rodea es ultraderechista y lo ve como el súper hombre.

En redes sociales muchos latinos expresan su descontento con las políticas de Trump. ¿Usted cree que América Latina tiene cómo defenderse o bloquearlo?

Eso es decisión de cada país. Como estamos viendo en los Estados Unidos la gente ha tomado decisión de resistir a esa política. La gente está en las calles, en los aeropuertos ayudando a los detenidos. Miles de personas de origen yemení marcharon en las calles de Neva York, en contra de la orden de no dejar entrar a las personas de siete nacionalidades. Y sé que harán más que protestas públicas. Yo por ejemplo, estoy investigando de qué manera podría meterme en la resistencia en mi país en relación con todo lo que Trump hace internacionalmente. Siento obligación como americana de entrar en resistencia fuerte.

Los países en todo el mundo tienen que decidir si van a ceder su poder a Donald Trump. Y una cosa que no entiendo bien, es por qué no se juntan todos y así hay más poder y más chance de resistir, pero parece que cada país tiene miedo y espera que la política ‘trumpista’ no le toque y eso no es una estrategia de resistencia.

¿Pero esas protestas si pueden detenerlo en algún momento?

Sí. Porque gente que nunca en su vida había salido a la calle, salió en números fantásticos; las americanos tienen angustia, pero también asco con la política que él maneja. Él está intentado hacer un país aislado, clasista, sexista. Donald Trump quiere hacer de mi país todas las cosas feas que hay en el mundo. Y la mayoría no pensamos así, somos normales... Tenemos una vida buena y queremos que otra gente tenga vida buena. Pero hay gente en mi país que es increíble y de veras siente que América (EE. UU.) es un país de paz. ¿cómo pueden creer eso? ¡Cómo! Con todas las guerras de mi país desde su nacimiento. Hemos tenido como cinco años sin conflicto, pero no cinco años seguidos, sino sumando pedacitos...

Usted dice que las protestas lo pueden detener. Pero por ejemplo, ya se enfrentó al juez que bloqueó su decreto contra los inmigrantes y públicamente lo llamó “estúpido”. ¿Cree que él se perfila como un dictador?

Él es un dictador. (Me saca de onda) Una cosa que he estado pensando es que tenemos que hacer una organización de apoyo hacia las personas que el ataca por Twitter y tomar datos de todos los ataques y las consecuencias porque no es solo que él lo haga o diga en Twitter, luego la gente empieza a contaminarse horrible.

Yo voy por el mundo hablando de democracia y paz y resulta que soy de un país en el que ahora gobierna Trump. En mi país él es la antítesis de lo que el mundo necesita para lograr la democracia.

¿Usted cree que él termina su periodo presidencial?

Son elecciones del Congreso de la República y mucha gente ya ha empezado a organizarse para apoyar al otro partido (Demócrata) para retomar el poder en el Senado y la otra casa del Congreso. Eso puede afectar su poder y medio mundo espera que no llegue a cuatro años. De hecho no va a llegar a los cuatro años, mientras tanto, voy a tomar mi parte para frenar a Donald Trump.

Muchos de los laureados durante la Cumbre de Premios Nobel de Paz hicieron esa relación del mal momento que atraviesa Estados Unidos y el optimismo que hay en Colombia con la implementación de la paz. ¿Cuál es su mensaje?

Que si ustedes, gente de Colombia, quieren una paz fuerte y sostenible, involúcrense. Si esperamos a que solo los gobiernos hagan las cosas, nada va a cambiar, no esperen a que el gobierno, en cualquier nivel, les solucione todos los problemas. No me importa en qué se involucren, ya sea el medio ambiente, la justicia social, las comunidades indígenas, pero tomen posición y actúen.

Sin embargo, pese a la firma de los acuerdos y las movilizaciones de las Farc a las zonas veredales, todavía hay mucha gente escéptica porque no creen que en realidad vaya a haber paz...

Como activista, me alegra que salgan soluciones para los diferentes problemas que tiene Colombia. Pero los resultados no se van a ver de un día para otro. Sabemos que no es así, que todos tienen que tomar parte para construir esa paz. Mi preocupación es que la gente de un día para otro cree que va a sentir algo diferente, y después de 50 años de guerra va a tomar más días o meses sentir los cambios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad