Disparos indiscriminados de soldados sirios dejan al menos 11 muertos

Abril 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Disparos indiscriminados de soldados sirios dejan al menos 11 muertos

La procesión del funeral del oficial del ejército, Abdul-Samad Ibrahim al-Dabko, en la provincia de Aleppo, al norte de Siria. Este 25 de abril, las fuerzas armadas de Siria dispararon contra los manifestantes, dejando 11 muertos.

Más de 300 personas han sido asesinadas en todo el país desde que comenzaron las protestas hace cinco semanas.

En un aterrador aumento de la represión a los disidentes en Siria, miles de soldados respaldados por tanques ingresaron el lunes a la ciudad donde comenzaron las protestas, disparando indiscriminadamente sobre civiles y matando al menos a 11 personas, dijeron testigos. Agentes de seguridad que empuñaban cuchillos registraban casa por casa en lo que activistas denunciaron como una campaña para intimidar a manifestantes. Un testigo dijo que gran cantidad de soldados llegaron a la ciudad sureña de Daraa en autobuses antes del amanecer. Después ingresaron tanques al tiempo que se interrumpían los servicios de electricidad, agua y telefonía celular."Tienen francotiradores que disparan a todos los que se mueven", dijo un testigo que habló por teléfono con The Associated Press y que pidió no se diera a conocer su nombre por temor a represalias. "No están actuando selectivamente. Hay francotiradores en la mezquita. Le están disparando a todo el mundo". Un testigo ocular contó 11 cadáveres, con otros 14 en las calles, aparentemente muertos o gravemente heridos. Todos los testigos hablaron a condición de guardar el anonimato porque temen por su vida. Siria ha prohibido el ingreso al país de prácticamente todos los medios de comunicación extranjeros y ha restringido el acceso a los sitios problemáticos desde que comenzaron las protestas, lo cual hace casi imposible obtener evaluaciones independientes. La ofensiva en Daraa parecía ser parte de una nueva estrategia de ataques preventivos contra opositores al régimen del presidente Bashar Assad, en lugar de actuar en reacción a marchas y protestas. Otras medidas enérgicas y arrestos masivos fueron reportados en las afueras de Damasco y en el poblado costero de Jable. Pero el ataque en Daraa -una empobrecida ciudad en la frontera jordana- fue por mucho el mayor en envergadura y poderío. Los tanques dispararon y presuntos partidarios de la oposición fueron sacados de sus casas junto con sus familias, dijeron testigos. Más de 300 personas han sido asesinadas en todo el país desde que comenzaron las protestas hace cinco semanas, pero las incesantes medidas con el fin de controlar a las protestas sólo han servido para envalentonar a los manifestantes, que en un principio pedían reformas modestas pero cada vez más exigen la caída de Assad. "Necesitamos la intervención internacional. Necesitamos países que nos ayuden" , gritó un testigo en Daraa. En Ginebra, el director de derechos humanos de las Naciones Unidas, Navi Pillay, dijo que Siria ha dado la espalda a las exhortaciones internacionales para que "deje de matar a su propio pueblo". "En lugar de ello, la respuesta gubernamental ha sido errática, con reformas en papel seguidas por medidas represivas violentas sobre los manifestantes... Las matanzas deben parar de inmediato", señaló Pillay.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad