Disminuir tensiones, el primer reto del nuevo Presidente de Estados Unidos

Noviembre 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l Colprensa
Disminuir tensiones, el primer reto del nuevo Presidente de Estados Unidos

El conflicto en Siria, el primer desafío para el nuevo Presidente de los Estados Unidos. Deberá buscar aliados para evitar más guerras.

Evitar que estallen más conflictos en Medio Oriente es la prioridad en política internacional para el sucesor de Barack Obama.

¿Qué guarda la piñata por la que se pelearon tan encarnizadamente Hillary Clinton y Donald Trump durante la campaña presidencial de los Estados Unidos?

Terminada esa guerra de los hasta ayer candidatos, ahora el virtual ganador, Donald Trump, deberá empezar a ver cómo dispondrá de cada uno de los aspectos fundamentales que le reserva el cargo de mandatario de la primera potencia mundial. 

En  política internacional, el primer reto que avista Trump es disminuir las tensiones entre Este y Oeste, recrudecidas por los efectos de las guerras en Siria y zonas aledañas y que se han fortalecido por la política intervencionista de Francia y de Rusia. De alguna manera será confrontar al Estado Islámico, Isis.

Lea también: Cinco razones por las que Donald Trump dio la sorpresa

El planteamiento es de José Rodrigo Núñez, docente investigador de Derecho Internacional y Societario de la Universidad Santiago de Cali, USC. “Su reto será evitar que se llegue a más conflictos y cumplir una mayor función en ese sentido”, sentencia Núñez. 

Al parecer de Diego Cediel, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, el nuevo gobernante de los Estados Unidos debe salir a conjurar guerras como la del Medio Oriente. 

“La primera es la de Siria, ver cómo solucionar la guerra civil siria y el problema migratorio que genera”, dice Cediel. Y  “no seguir sembrando   conflictos periféricos que se agranden como el de la misma Siria, el de Yemen, debe lograr una estabilidad en Turquía y del gobierno turco para que no se desencadene una tiranía”, resume el catedrático de La Sabana.  

Un segundo reto sería disuadir a Rusia de  sus intervenciones militares; contener a este país y  alejarlo de sus pretensiones en  Ucrania, con recursos diplomáticos y establecer  lazos de cooperación para ambos casos, comenta.

Un reto político del nuevo gobernante será unir a un país que quedó dividido por la campaña presidencial tan agresiva que se llevó a cabo en los Estados Unidos.

A escala interna de los Estados Unidos, el sucesor de Barack Obama debe disminuir las tensiones ocasionadas por las disparidades económicas y las diferencias entre  grupos étnicos, opina el docente e investigador Núñez. “Para ello debe buscar un mejoramiento del mercado, mejores precios y mayor competitividad a nivel interno”, explica el docente.

“El nuevo gobernante debe mediar y establecer unos raseros de participación de grupos económicos y grupos étnicos para lograr consolidar una verdadera democracia”, sentencia Núñez.

Cediel argumenta que el Presidente, que se juramentará el próximo 20 de enero,  debe establecer una  política migratoria  de respeto a las minorías, sexuales, étnicas, religiosas, más conveniente para el cumplimiento de las disposiciones constitucionales, “sin caer en la satanización o en la discriminación”.

Sin embargo, Núñez considera que la política con relación a  los inmigrantes, es secundaria para los americanos, no es la  prioridad en su agenda ni es tan estratégica vista  desde 

Washington. “Nosotros desde América Latina la vemos importantísima, nos creemos muy importantes, pero no lo somos porque no tenemos peso”, admite el catedrático de la Universidad Santiago de Cali.

De acuerdo con Alejandro Sánchez, director de la carrera Ciencia Política de la Universidad Javeriana Cali, un desafío de Trump será construir el muro en la frontera con México para evitar el ingreso de inmigrantes ilegales de ese y otros países. “Sin embargo, esta es una propuesta poco viable, porque pareciera tan costosa que sería irrealizable, pero Trump no se podría dar el lujo de no aparentar que la realiza porque en esta obra se centró la movilización que lo apoyó en EE. UU.”.

Para este catedrático, los controles y endurecimientos en materia migratoria podrían afectar parcialmente el flujo migratorio de nuestro continente hacia los Estados Unidos.

Un parte de tranquilidad sobre el visado para los colombianos entrega Javier Garay,  profesor de la Universidad Externado de Colombia, frente a la decisión que en 2012 adoptó Barack Obama para ampliarles de 5 a 10 años la duración de las visas.

“Ya Colombia no es expulsor de migrantes”, dice Garay, por lo que -en su criterio- no se debe tener ese temor . Además, Estados Unidos necesita de los recursos que pueden llevar los turistas nacionales a ese país.

Su reto inmediato es ganar la credibilidad de los mercados financieros, porque con su triunfo parcial durante el escrutinio, el Dow Jones, por ejemplo,  cayó 600 puntos.

Lo cierto es que habrá que esperar si con el paso de los días Wall Street asimila el triunfo de Donald Trump y los mercados se tranquilizan o si por el contrario se mantendrá la volatilidad  que predijo  Art Hogan, analista  de la firma Wunderlich Securities. La fuerte caída en las últimas horas por la bolsa de Tokio, así como la histórica devaluación del peso mexicano   no son un buen presagio.

Cediel coincide en  que el recién elegido  gobernante tiene que recuperar  la confianza de la economía estadounidense. “Sería conveniente una recuperación de precios al consumidor y mantener esa tendencia de  confianza en la economía”, afirma.

Otro tema nacional sobre el que deberá tomar partido el ganador es el de la seguridad social, que ha sido un  punto crítico para los estadounidenses. “Necesariamente tendrá que incrementar los costos de cobertura en salud o aumentar impuestos, no hay otra opción”, sentencia Núñez.

Opiniones

"EE. UU. debe tratar de solucionar la guerra en Siria, con mecanismos de cooperación con la Otan,  Arabia Saudita, Israel, según como esté el juego de poder”, Diego Cediel, docente de Ciencias Políticas, Universidad de la Sabana.

"Las relaciones con Venezuela no son tanto política ni de sacar a Maduro o no, sino la oferta y la demanda de petróleo y los precios del mercado”, José Rodrigo Núñez, investigador de la Universidad Santiago de Cali. 

"Sobre Venezuela, ellos están esperando que el régimen se caiga solo, por así decirlo solo, y no intervenir de una manera nociva”, Diego Cediel, docente de Ciencias Políticas, Unisabana.

"Ante el eventual triunfo de Trump, dice el analista Giovanny Reyes, “no creo que el tema de las visas hasta por diez años a EE.UU. se reverse, pero sí se restringirá”,José Rodrigo Núñez, investigador de la Universidad Santiago de Cali. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad