Difícil camino de la Mesa de Unidad Democrática para retomar curso de oposición venezolana

Agosto 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País - Juan Francisco Alonso, Corresponsal en Venezuela
Difícil camino de la Mesa de Unidad Democrática para retomar curso de oposición venezolana

La división en la oposición venezolana se acentuó con el pasar de los días tras ver que las marchas, que buscaban la salida del poder de Nicolás Maduro, no daban resultado.

Ante la crisis que vive la Mesa de Unidad Democrática, el chavismo podría pescar en río revuelto.

Mantenerse como una alianza de partidos o abrirse a la participación de sindicatos, organizaciones gremiales, estudiantiles y cívicas. Tener una dirección colegiada o un único vocero y árbitro, pero que sea electo por los simpatizantes. Seguir con su actual denominación, cambiarla o simplemente dividirse y que cada quien escoja su camino y estrategia frente al Gobierno de Nicolás Maduro. Estas son algunas de las propuestas que analizan los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a una docena de partidos opositores.La MUD está en profunda revisión, la cual se aceleró luego de que el pasado 30 de julio su secretario ejecutivo, Ramón Aveledo, presentara su renuncia para, según él, evitar seguir “siendo excusa para que se dispare” contra la alianza creada en 2009 en un intento por emular a la Concertación chilena.Pero la presencia de Aveledo, un exdiputado socialcristiano de dilatada trayectoria, no era el único elemento de fricción en las filas del antichavismo, sino también la estrategia seguida para enfrentar al Gobierno. Estas diferencias se hicieron evidentes a principios de este año cuando un grupo de personalidades, encabezadas por el hoy encarcelado Leopoldo López y por la removida diputada María Corina Machado, pusieron en marcha ‘La Salida’, iniciativa con la que buscaban presionar la renuncia de Maduro mediante una ola de protestas, pero en estas 43 personas perdieron la vida y miles están siendo procesadas.‘La Salida’ iba contra la hoja de ruta aceptada por la mayoría de agrupaciones, la cual se enfocaba en las elecciones como la vía para acabar con la Revolución Bolivariana.Pero a una semana después de la renuncia de Aveledo la MUD no se ha vuelto a reunir para decidir su futuro, lo cual hace temer que la alianza desaparezca, aunque algunos de los integrantes descartaron ese escenario.“La MUD es una instancia unitaria. Es el basamento de la oposición para enfrentar al Gobierno. Podrá cambiar de nombre, pero su función será la misma”, dijo el diputado Édgar Zambrano, dirigente de Acción Democrática, quien agregó: “La Unidad es un estado de necesidad para la oposición”.En similares términos se pronunció María Corina Machado, quien aseveró: “La Unidad es esencial para la transición hacia la democracia”, pero acotó que “la Unidad debe adecuarse al momento complejo que estamos viviendo”. Problema de formas y tiempos El exdirector del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, Luis Salamanca, descartó que la MUD desaparezca, pues “como McDonald’s, es un símbolo. No es un partido sino una gerencia de partidos que ha hecho un gran trabajo electoral y si la dirigencia cometiera el error de dividirse la gente podría pasarle factura abriéndole el camino al chavismo en las elecciones parlamentarias de 2015”.El experto lamentó que la alianza esté postrada porque, a su juicio, “este es su mejor momento”. “Ciertamente no logró la victoria en las municipales de diciembre, pero la oposición se hizo con 25 alcaldías más y en abril, si nos atenemos a los resultados, estuvo a menos de 2 puntos de sacar al chavismo de Miraflores. Ha hecho un gran trabajo”. ¿Si la MUD ha sido tan eficiente en estos cinco años por qué está en la situación en la que está? Para Salamanca las razones son de formas y tiempos. “Todos en la oposición quieren salir del chavismo, pero difieren en el cómo y en el cuándo. Hay un desespero en una parte de la dirigencia y de la militancia opositora y en ese desespero han recurrido a acciones de calle, en un intento por conseguir soluciones mágicas y rápidas a la actual crisis”. No obstante, también reconoció que en los últimos meses se ha producido una lucha por el liderazgo de la oposición. “López y Machado obviamente buscaban desplazar a Henrique Capriles con miras a unas eventuales presidenciales”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad