Día clave para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama

Noviembre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Morales, corresponsal de El País en Washington

Este martes se votará para renovar Cámara y un tercio del Senado. Demócratas podrían perder control del Congreso. Crucial referendo en California.

Las elecciones legislativas de hoy en Estados Unidos estarán enmarcadas por la dura puja que tienen los demócratas para no perder el control del Congreso y la expectativa que hay sobre el referendo para legalizar la marihuana, que se impulsa en California. Esta última iniciativa ha generado polémica en EE.UU. y en países de Latinoamérica, que la han rechazado. Este martes será clave para el presidente estadounidense, Barack Obama, y su Partido Demócrata, que en estos momentos, según las encuestas, está por debajo de los republicanos y podría sufrir un duro revés político. Los resultados de los comicios donde se busca renovar la Cámara de Representantes y escoger más de 30 senadores y gobernadores, según analistas, son decisivos para el Mandatario, que de no lograr las mayorías en el Congreso, se vería obligado a hacer cambios en su agenda y redireccionar el manejo del país en los próximos dos años, más aún, si desea buscar la reelección presidencial. Los demócratas enfrentan el desafío de mantener mayoría en el Congreso y de ahí que Obama en el último mes haya dedicado gran parte de su tiempo a hacer presencia en actos de campaña de los aspirantes. Ese trabajo ha sido reforzado por su esposa Michelle Obama y el vicepresidente Joe Biden, quien también se han movilizado a diversas ciudades. La situación no es fácil para el Presidente. Los sectores de la población que lo apoyaron en el 2008 para llegar a la Casa Blanca, ahora parece que han cambiado de opinión debido a la economía y, especialmente, el desempleo, que es del 9%.Ese panorama ha sido aprovechado por los republicanos que están empujando duro para lograr quedarse con la Cámara y también llevarse el triunfo en el Senado. Diversas encuestas le dan seis puntos de ventaja en la intención de votos a los republicanos frente a sus rivales demócratas.El último sondeo de la encuestadora Gallup, que se conoció ayer, deja a los republicanos con el 55% de los votos, frente al 40% de los demócratas.La encuesta de The Wall Street Journal y la cadena de televisión NBC revela que los republicanos ganarían con el 49% los comicios, frente al 43% de los demócratas, y la del periódico The New York Times y la cadena CBS da a los opositores 46% frente al 40% del Partido de Obama. En tanto que un 61% consideró que el país va por la dirección equivocada, frente al 34% que cree lo contrario. “La pérdida de los demócratas es claramente un logro importante para los republicanos, pero podría ser instantánea, pues eso no quiere decir que Obama no sería reelegido. Algo similar le sucedió a Clinton, en las elecciones de medio termino, ganaron los republicanos y aun así el fue reelegido. Dos años en política es mucho”, dijo Emilio Viano, profesor de política en la American University, en Washington.Otros analistas anticipan que si los republicanos logran obtener la Cámara, el ganador podría ser Obama, ya que el agua sucia sería compartida, al igual que la responsabilidad del futuro de EE.UU. Viano enfatiza en que el nuevo Congreso se enfocará en solucionar los temas básicos como economía y empleo, dejando a un lado la reforma migratoria, que afectan a una buena parte de la población. Pero a pesar de que las encuestas dan a los republicanos como ganadores, el presidente Obama dijo que la ganancia después de las elecciones es que “creo que ellos (republicanos) han creado una alta expectativa de ellos mismos. Aseguran que ganarán sillas adicionales en la Cámara y en el Senado, y con el incremento del poder aumenta la responsabilidad. Creo que el pueblo americano está en busca de que ellos resuelvan los problemas y no que jueguen a la política”. Según Maricruz MaGowam, economista y analista política del Partido Republicano, los ciudadanos votarán por ellos porque están cansados “de los cambios y no se ven resultados”, dijo. “Para los republicanos se trata más del partidismo que de buscar soluciones, ellos obstruyen el progreso para buscar otras ganancias con la esperanza de ganar la victoria electorales. Eso no es progreso. Eso es exactamente lo que los estadounidenses odian de Washington. El enfoque de los republicanos es cínico y está dañando el proceso político”, dijo Tim Kaine, director del Comité Nacional del Partido Demócrata. Aunque estas elecciones son domésticas, el mundo está atento por los resultados, ya que quienes queden en el Congreso aprobarían leyes y políticas que afectarían a nivel internacional.Los hispanosEl aumento de los ciudadanos estadounidenses de origen latino y la concientización de este grupo en la importancia de votar, ha demostrado la importancia y el poder de sus sufragios. El presidente Barack Obama pidió a los latinos que salgan a votar este martes para seguir luchando por la reforma migratoria y combatir el “no se puede” de los republicanos, que han querido aprovechar el descontento por la no aprobación de ese proyecto.En el país hay cerca de 19 millones de votantes latinos que han apoyado a los demócratas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad