Detención masiva de autoridades deja sin Gobierno a una ciudad brasileña

Septiembre 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Efe l Elpais.com.co

Una ciudad brasileña se quedó hoy sin autoridades por la detención del alcalde, el vicealcalde, el presidente y el vicepresidente del Concejo Municipal, entre otros funcionarios, acusados de corrupción, informaron fuentes oficiales.

Una ciudad brasileña se quedó hoy sin autoridades por la detención del alcalde, el vicealcalde, el presidente y el vicepresidente del Concejo Municipal, entre otros funcionarios, acusados de corrupción, informaron fuentes oficiales.El insólito hecho ocurrió en Dourados, una ciudad de más de 200.000 habitantes situada en el sur del estado de Mato Grosso do Sul (centro-oeste) , fronterizo con Paraguay.El alcalde de la ciudad, Ari Artuzi, fue detenido junto con otras 27 personas, entre ellos sus más inmediatos subalternos, en una operación de la Policía Federal bajo la acusación de fraude en licitaciones, corrupción activa y asociación ilícita, explicó el organismo policial.Las órdenes de detención fueron emitidas por el Tribunal de Justicia de Mato Grosso do Sul y por la Primera Sala Criminal de Dourados y cumplidas hoy por la PolicÍa Federal en una operación denominada Uragano, en la que participaron 200 agentes.Entre los arrestados también se encuentran la esposa del alcalde, María Aparecida de Freitas Artuzi; los secretarios municipales de Obras, de Finanzas, de Administración y de Servicios Urbanos, así como varios concejales y empresarios y el director de un hospital.Según las investigaciones de la policía, varios contratos firmados con empresas que prestaban servicios al municipio rendían, mediante licitaciones fraudulentas, un 10% de su valor a las personas involucradas.Las investigaciones sugirieron que el desvío del dinero público sirvió para el enriquecimiento personal de Artuzi, supuesto jefe del esquema ilegal, asÍ como para sobornar a concejales a cambio de apoyo polÍtico y para financiar campañas electorales.La Policía Federal señaló en un comunicado que en la casa del alcalde fueron decomisados cerca de 100.000 reales (unos 57.150 dólares).La detención temporal de las mayores autoridades políticas de la ciudad la dejó "a oscuras" , lamentó un portavoz del ayuntamiento, que no sabe quién se hará cargo de la administración.Según el ayuntamiento, los siete secretarios que no están involucrados en las denuncias se reunirán en busca de un sustituto para que asuma temporalmente las riendas del municipio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad