Declaran estado de calamidad en Filipinas por devastación del tifón Haiyan

Noviembre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Declaran estado de calamidad en Filipinas por devastación del tifón Haiyan

Vista aérea de los destrozos causados por el tifón Haiyan en la población de Guiuan, al este de Filipinas. Las autoridades de ese país impusieron el toque de queda para todos los residentes con el objetivo de frenar los saqueos y la proliferación de otros delitos.

De esta forma, se controlarán los precios de los artículos de primera necesidad y se crearán fondos especiales para la reparación de las víctimas.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, declaró este lunes el estado de calamidad en todo el país a raíz de la devastación causada por el tifón Haiyan, que azotó el archipiélago filipino el pasado viernes.Aquino, quien visitó la ciudad de Tacloban, en la isla de Leyte, donde según cálculos de la gobernación provincial podrían haber muerto unas 10.000 personas, hizo el anuncio durante un mensaje emitido por televisión.Con esta declaración, el Gobierno filipino podrá imponer precios máximos a los artículos de primera necesidad y controlar los artículos para evitar la especulación y el acaparamiento de bienes, como medicamento o productos derivados del petróleo, informó el canal GMA.La creación de fondos especiales destinados a la reparación de las infraestructuras y servicios públicos y la concesión de préstamos sin intereses a los sectores más afectados de la población, son otras de las medidas aplicables."Sin duda, Tacloban se levantará otra vez", declaró el congresista Martin Romualdez al canal filipino sobre la tarea de recuperar la ciudad más golpeada por el fenómeno meteorológico.Al menos el 70 por ciento de los edificios de Tacloban, incluidos varios del aeropuerto como almacenes y la torre de control, quedaron destruidos tras el paso del tifón Haiyan el pasado viernes.La falta de víveres de primera necesidad ha hecho que la situación en la población sea insostenible, a la par que miles de personas buscan y ruegan por un asiento en los helicópteros militares para abandonar la ciudad.El pillaje y los saqueos en los supermercados han sido un continuo en la ciudad, en la que los medios locales reportaron que una turba de gente desesperada atacó un convoy de la Cruz Roja con un cargamento de ayuda.El portavoz de Defensa Civil, Reynaldo Balido, declaró que el restablecimiento del orden en Tacloban y otras áreas cercanas es una de las "principales prioridades". Efectivos de la Policía Nacional de Filipinas y el Ejército han sido enviados a la zona para asegurar la paz y el orden en la región.Mientras las cifras extraoficiales y los reportes de campo hablan de decenas de miles de víctimas mortales en la isla de Leyte, el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres prosigue con el lento recuento oficial de fallecidos.El último informe del organismo gubernamental filipino cifra los muertos por el tifón en todo el país en 255, con 71 heridos y 38 desaparecidos, y asciende el número de afectados en casi 9,7 millones de personas y 615.000 desplazados, de los cuales 433.000 se encuentran alojados en los 1.444 centros de evacuación.Haiyan, que este lunes golpeó el territorio vietnamita tras perder intensidad a su paso por el Mar del Sur de China, se adentra debilitado como tormenta tropical en las provincias del sur de China. La OMS envía ayuda para 120.000 víctimasLa Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hoy que ha enviado a las víctimas del tifón Haiyan en Filipinas un cargamento de medicinas para cubrir las necesidades básicas de 120.000 personas durante un mes y suministros para 400 intervenciones quirúrgicas.La OMS colabora con los servicios sanitarios del país en la mejora de su sistema de detección temprana de brotes de enfermedades y otras amenazas para salud como riesgos alimentarios y ambientales, indicaron en un comunicado."Estamos trabajando junto al Gobierno de Filipinas y las autoridades locales para evaluar y dirigir la ayuda para cubrir las necesidades básicas de las personas afectadas por el tifón", señaló la representante de la OMS en Filipinas, Julie Hall.Algunos de los servicios de salud de las zonas más afectadas ya no existen o están muy dañados, por lo que la OMS trata de repararlos ante la llegada de nuevos suministros.El Gobierno filipino también ha recibido como parte de la ayuda internacional hospitales de campaña y equipos médicos, y la OMS colabora para que estos suministros puedan llegar a las regiones más afectadas.Desde la organización calificaron la situación del país de "reto logístico", y señalaron que la verdadera magnitud de los efectos del tifón todavía no se ha cuantificado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad