Culpan a las vuvuzelas y al balón Jabulani de pobres resultados en Sudáfrica 2010

Junio 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE
Culpan a las vuvuzelas y al balón Jabulani de pobres resultados en Sudáfrica 2010

Jugadores culpan a las vuvuzelas y al balón Jabulani por los bajos resultados obtenidos en lo que va corrido del Mundial Sudáfrica 2010.

A los dos productos, de origen chino, los culpan por la falta de resultados de algunos equipos de fútbol en lo partidos del Mundial. Jugadores dicen que el sonido de las vuvuzelas los distraen y que el Jabulani parece un balón de playa.

Algunos jugadores culpan de la falta de gol en el actual Mundial a las vuvuzelas, que impiden a los equipos concentrarse, y otros al escurridizo balón Jabulani; ambos son productos 'made in China', país del que proceden gran parte de los objetos plásticos vendidos en medio mundo.El Jabulani es fabricado por la alemana Adidas en factorías de la "fábrica del mundo" china, aunque la materia prima esencial, el látex, proviene de la India.Otro territorio cercano, Taiwán, aporta algunos de los materiales plásticos de la polémica pelota, aunque otros son chinos, como también la tinta utilizada en su decoración.Jugadores como el español Xavi Hernández o el brasileño Luis Fabiano se han quejado de las extrañas trayectorias y botes del Jabulani, que algunos han calificado de "balón de playa".No han sido tantos, pero algunos jugadores, como el francés Evra, culpan a las vuvuzelas, esas trompetillas que suenan en los estadios sudafricanos desde el inicio del encuentro hasta el pitido final, y que según el defensa galo impiden a los futbolistas comunicarse entre sí, coordinarse y, en definitiva, jugar bien.Las vuvuzelas, que imitan el sonido de los elefantes, eran cuando comenzaron a usarse, en los años 70, de metal, pero no estaban tan extendidas como cuando llegaron las de China, mucho más baratas y de plástico, hace unos 20 años.Ahora son instrumentos al alcance del bolsillo de cualquiera, de allí su omnipresencia sonora en el Mundial, con cientos o miles de aficionados soplándolas a lo largo del encuentro.El debut de cada una de las 32 selecciones del Mundial se saldó con 25 goles en 16 encuentros, un gol y medio por partido, por debajo incluso del cómputo final en el Mundial de Italia 90 (2,21 tantos por encuentro) , recordado precisamente por lo pobre de su juego.También en China han llamado la atención las pobres estadísticas goleadoras que, a la espera de que lleguen más emociones con los cruces, arroja por ahora el Mundial sudafricano.Los medios chinos también han notado preponderancia del fútbol defensivo y poca pólvora de los delanteros: "No ha habido nada especial en la primera ronda", señala la web de la televisión estatal Cctv.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad