Cruz Roja alerta de la inseguridad de los desplazados e inmigrantes en Libia

Noviembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

Entidad de socorro establece que las condiciones de vida de desplazados y de inmigrantes en Libia es crítica.

La inseguridad de los desplazados internos e inmigrantes en Libia ha crecido en los últimos tres meses debido a la inestabilidad y a la ausencia de un marco jurídico claro para el estatus legal de estas personas, denunció la Cruz Roja. "Algunos viven en condiciones aceptables en los centros de retención de inmigrantes, pero la mayoría carecen de una vivienda adecuada y de servicios médicos", explicó en un comunicado la directora del Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) en Libia, Katharina Ritz.Las consecuencias del conflicto armado de hace dos años todavía se hacen sentir en la vida de miles de personas en Libia, con los desplazados y los inmigrantes como los más perjudicados, por lo que el Cicr y la Media Luna Roja Libia trabajan para conseguir reunir a familias separadas y mejorar las condiciones de vida de estos grupos desfavorecidos.La mayor parte de los centros de retención del sur de Libia han sido cerrados temporalmente, lo que ha provocado demoras en los procesos de repatriación y ha saturado el centro de Al-Hamra, en el oeste del país, que también alberga a inmigrantes de Mali, Níger, Eritrea y Somalia, según la organización.A finales de octubre, esta entidad consiguió uno de los objetivos que se había fijado, que 1.300 desplazados e inmigrantes de este centro de retención pudieran comunicarse por teléfono con sus familias fuera de Libia.En las próximas dos semanas el Cicr va a empezar una campaña de higiene en Al-Hamra, donde ya han empezado a distribuirse algunos artículos de ayuda humanitaria, como kits de higiene, colchones, ropa y mantas."Queremos asegurar que Al-Hamra esté libre de enfermedades. Los inmigrantes tendrán más y mejor agua, lo que les permitirá mejorar su higiene", apuntó Ritz.La Cruz Roja trabaja también para mejorar las condiciones del campo de Bengasi, que desde el inicio del conflicto armado en 2011 llegó a acoger a 900 personas, la mayoría de ellos inmigrantes que ahora han sido trasladados a otros lugares.En el campo de Bengasi quedan en estos momentos unos 700 desplazados internos, a los que la Cruz Roja está aprovisionando con sistemas de saneamiento de aguas, electricidad, cocinas y baños.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad