Crónica: tensión y fanatismo se vive en las calles de Venezuela por elecciones

Crónica: tensión y fanatismo se vive en las calles de Venezuela por elecciones

Octubre 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas, enviado especial de El País a Caracas.
Crónica: tensión y fanatismo se vive en las calles de Venezuela por elecciones

La alianza opositora de Venezuela denunció presuntos hostigamientos y amenazas contra empleados públicos para que asistieran este jueves en Caracas al cierre de campaña de Chávez.

Ese fanatismo, mucho más evidente en los seguidores del presidente Chávez, es el que ha encendido todas las alarmas frente a la probabilidad de que se registren actos violentos si Capriles, a quien dan como ganador algunas encuestas, es elegido Presidente.

Sólo el torrencial aguacero caído en la tarde de este jueves sobre Caracas logró bajarle presión a una ciudad que estaba a punto de estallar por cuenta de los ánimos exacerbados de los seguidores de los candidatos presidenciales Hugo Chávez y Henrique Capriles. Aquí no hay término medio. No tomar partida es imposible cuando en cada calle, en cada estación del metro y en cada centro comercial sólo se habla de elecciones. Son tantos años de lucha entre chavistas y antichavista que Joel Camargo, docente en una escuela de Petare, cree que “esto más que un evento democrático, se volvió una lucha pasional, llevada en muchos casos al fanatismo”. Ese fanatismo, mucho más evidente en los seguidores del presidente Chávez, es el que ha encendido todas las alarmas frente a la probabilidad de que se registren actos violentos si Capriles, a quien dan como ganador algunas encuestas, es elegido Presidente.“Con una posibilidad tan alta de que Capriles gane este domingo, muchos medios de comunicación han llegado a Venezuela no sólo a registrar un evento histórico, sino también a esperar un posible desenlace violento”, indicó Luis Ordóñez García, editor de una página web en el estado Zulia. Datos entregados a El País por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela, dan cuenta de que cerca de mil periodistas de todo el mundo se acreditaron para cubrir las elecciones presidenciales del domingo, la cifra más alta en los últimos años. El juego de las palabrasCerca de las 5:00 p.m. cesa la lluvia y las campañas en las calles reiteran sus discursos. Los seguidores del presidente Chávez creen que estos 14 años en el poder han representado un acto de justicia con el pueblo y de reivindicaciones sociales. Quienes respaldan a Capriles, sin embargo, no dudan en que la corrupción tiene hoy a un país más empobrecido y violento.Carlos Pérez no tiene distintivo de campaña alguna, pero observa atento un acto musical que realizan seguidores de Chávez en Plaza Venezuela. “Es increíble que tantos años después y sin haber cumplido ni el 10% de lo que ha prometido, hoy esté Chávez repitiendo lo mismo y la gente le crea todo ese palabrerío”.“Venezuela necesita un cambio y voy a apoyar a Capriles porque quiere gobernar para todo un país, no para un partido y para un interés personal. Lo que no hizo en catorce años ya no lo hará en los próximos seis”, aseguró Pérez. Oneida Andrade acudió al acto de cierre de campaña de Chávez en Caracas vestida de pie a cabeza con los colores e insignias de su campaña. “Es un hecho que Hugo Rafael Chávez va a ser nuestro presidente otra vez por la gestión que ha hecho en estos años. Ni los pobres ni la clase media vamos a tener otro presidente como él”. En Caracas no hay un solo rincón, ni pared, ni valla que haya salido ileso del bombardeo propagandístico. La cara del presidente Chávez acompaña a los viajeros desde que llegan a la ciudad por tierra o aire. Las avenidas principales limitan todas con sus escudos y eslogan y flotillas enteras de camionetas recorren la ciudad con altavoces que repiten sus discursos.Henry Arango es mototaxista y cree que después de todo el gasto que ha hecho Chávez en esta campaña, “va a defender a tiros las elecciones. A Chávez no lo van a sacar tan fácil y la misma gente que lo sigue va a armar una revolución violenta para dejarlo ahí”.Democracia sobre ruedasEl exdiputado chavista Carlos Echezuría le aseguró a El País que lo que se vive en las calles de Caracas no es un clima de tensión o de riesgo. “Lo que usted puede percibir es un clima de amor y de agradecimiento de la gente con nuestro comandante. Eso es lo bonito de la revolución”.“Acabamos de cerrar campaña y llenamos las siete principales avenidas de la ciudad con personas agradecidas, que vinieron voluntariamente a acompañar a un Presidente que les ha dado amor. Y no olvide que amor con amor se paga”, aseguró Echezuría.Esa pasión musical no cala en Eligio Antonio López, un joven estudiante que por primera vez ejercerá el derecho al voto y considera que la campaña chavista, al igual que su cierre con ríos de gente, “son mentiras a granel”.“Mi suegro es un empleado estatal y fue obligado a ponerse una camiseta roja y a hacer presencia en el cierre de campaña de Chávez en la Avenida Simón Bolívar. Él, como muchos de sus compañeros, fueron a la marcha porque tomaban lista, pero van a votar por Capriles porque la gente sabe que es imposible identificar por quién se votó”, dijo López, al aclarar que “se lo cuento porque no le di mi nombre verdadero, pero todo es verdad”. Curiosamente, muchos de los hoteles ubicados en la ruta del cierre de campaña de Chávez, y que presentaban aforo completo en los últimos días, este jueves fueron desocupados luego de que culminó el acto oficial del Primer Mandatario.“Es un acto sicológico. Es generar la impresión de que ya Chávez ha ganado y eso lleva a mucha gente a desistir de ir a apoyar a Capriles porque cree que va a perder su voto. Pero eso no es extraño porque el Presidente siempre ha obrado de la misma manera y trae gente de los municipios cercanos a Caracas con todo pago”, dijo el médico Marcos Rodríguez, quien prefiere no identificarse con ninguna campaña.La música, las sirenas y las arengas continuaban anoche adornando el panorama sonoro del centro de Caracas, donde un muñeco gigante con la figura del Presidente domina la ciudad, mientras el alcalde mayor, Antonio Ledesma, reitera por todos los medios que es necesario que unos y otros respeten los resultados y estas elecciones se conviertan en una fiesta en paz. Sólo el domingo en la noche se sabrá si los caraqueños atendieron a ese llamado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad