Cristina Fernández se acerca a Iglesia por tensión social

Cristina Fernández se acerca a Iglesia por tensión social

Diciembre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | EFE

En los últimos días al menos diez personas murieron durante los violentos saqueos a supermercados y tiendas en media docena de provincias donde la policía se declaró en huelga por mejora de salarios.

a presidenta Cristina Fernández está "muy preocupada" por la ola de violencia que se desencadenó en varias provincias a partir de una huelga de la policía, con un saldo de al menos diez muertos, reveló la cúpula de la Iglesia Católica el jueves tras un encuentro con la mandataria. "Se habló de todo lo que pasaba en las provincias...Ella está preocupada por todo lo que puede significar que una fuerza de seguridad haya pasado esto", dijo a la prensa el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo. No es frecuente que la mandataria se reúna con obispos, especialmente en momentos de crisis. Sin embargo, Fernández cambió por completo su distante relación con la cúpula eclesiástica desde la elección de Jorge Mario Bergoglio como papa Francisco. En los últimos días al menos diez personas murieron durante los violentos saqueos a supermercados y tiendas en media docena de provincias donde la policía se declaró en huelga por mejora de salarios. En este contexto, la Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento el martes en el cual lamentó que "el largo conflicto policial ha creado situaciones de orfandad ciudadana que no se compadecen con el espíritu y profesionalismo tradicional de la fuerza de seguridad". Dos días después, los obispos fueron invitados por Fernández a la residencia presidencial de Olivos, suburbio al norte de Buenos Aires. "Esto que hemos vivido no tiene que volver a pasar. Si hay dificultades hay que dialogar", expresó Arancedo. El obispo dijo que la presidenta está "muy entera, muy dispuesta, con mucha esperanza. Fue un diálogo en ese nivel, buscando el encuentro y la paz de todos los argentinos". Según Arancedo, la gobernante también se mostró receptiva al reclamo formulado por la Iglesia al Estado para frenar el avance del narcotráfico, en un duro documento emitido a mediados de noviembre. "Ella mostró que el gobierno quiere poner todo a su alcance" , dijo Arancedo. "Acá se necesita una respuesta política, de la justicia y sobre todo cultural de un proyecto de vida. Cuando la droga avanza es sinónimo de muerte. Los argentinos estamos a tiempo de tomar conciencia".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad