Crisis en la península coreana

default: Crisis en la península coreana

Crisis en la península coreana

Noviembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Juan Albarracín | Director del Programa de Ciencia Política | Universidad Icesi

El reciente ataque norcoreano a la isla surcoreana de Yeonpyeong causó gran preocupación en la comunidad internacional. Ante la tensa situación en Asia oriental, se ha mencionado la posibilidad de una nueva guerra de Corea. Si bien la acción norcoreana fue gravísima, en gran medida porque civiles murieron en los ataques, no es probable ahora que las tensiones escalen al punto de una guerra. ¿Por qué? Los actores involucrados en esta crisis tienen mucho que perder y poco que ganar de un conflicto bélico de grandes proporciones.Aunque comprender el proceso decisorio norcoreano resulta muy complicado en virtud de la naturaleza cerrada del régimen, si es posible observar un patrón común: Corea del Norte utiliza este tipo de provocaciones internacionales para extorsionar a otros países y obtener de ellos ayudas que desesperadamente necesita para su desolada economía. También se especula que el ataque es un intento de desviar la atención de procesos políticos internos. No obstante, una guerra tendría costos inmensos para el país: la destrucción material de este y el fin del actual régimen político de Pyonyang.Corea del Sur tampoco tiene interés en participar de una guerra que generaría masiva destrucción al país. Igualmente, los EE.UU. no están interesados en el estallido de otro foco de crisis, sobre todo en un momento en el que están involucrados en costosas intervenciones (Afganistán e Iraq). Las maniobras conjuntas estadounidenses y surcoreanas son más disuasivas.China, considerado el último “aliado” de Corea del Norte, no tiene el más mínimo interés en una guerra que desestabilizaría la región y tendría nocivos efectos para su proyecto de desarrollo nacional y proyección como líder global. La tibia respuesta pública china al incidente probablemente será acompañado por presiones (secretas) a Pyonyang tendientes a evitar un mayor escalamiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad