Crisis diplomática en Catar no parece estar próxima a desbloquearse

Junio 08, 2017 - 06:22 p.m. Por:
EFE / El País 
Salman bin Abdelaziz

Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz y rey de Baréin, Hamad bin Isa al Jalifa, durante su encuentro en Yeda (Arabia Saudí) para discutir sobre crisis diplomática con Catar.

EFE / El País

La crisis diplomática con Catar sigue sin desbloquearse, a pesar de los intentos de mediación de Kuwait y de las llamadas de la comunidad internacional, mientras que los países árabes que cortaron relaciones con el emirato han dejado claras sus demandas.

El ministro de Estado de Emiratos Árabes Unidos (EAU), el sultán Ahmed al Yaber, aseguró este jueves que Catar debe cambiar su política exterior, dejar de apoyar a grupos extremistas y aplicar el acuerdo de Riad.

Lea también: ¿Qué hay detrás de la crisis diplomática entre Catar y los países árabes?

Ese pacto incluye "poner fin a toda interferencia en los asuntos de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y de otros, expulsar a las personas hostiles al CCG, acabar con la provocación y las incitaciones mediáticas y dejar de apoyar a los Hermanos Musulmanes".

El CCG está integrado por Arabia Saudí, EAU, Baréin, Omán, Kuwait y Catar, y esta no es la primera vez que hay discrepancias en su seno y que Catar es "amonestado" por sus socios, como ocurrió en 2014.

En este caso, "el tiempo de las palabras ha terminado. Ahora necesitamos ver hechos", aseguró Al Yaber.

Para anular las medidas tomadas contra Catar, que incluyen la expulsión de sus ciudadanos y el cierre de los espacios aéreo, terrestre y marítimo, Arabia Saudí, EAU y Baréin piden que deje de "promocionar, respaldar y financiar a los grupos islamistas extremistas".

Entre estos, han señalado al palestino Hamás, a Al Qaeda y en concreto su exfilial en Siria, y a los Hermanos Musulmanes.

Otra de las principales demandas es rebajar el tono de los medios de comunicación propiedad de o financiados por Catar, especialmente la cadena de televisión Al Jazeera, cuyas oficinas en esos tres países están siendo cerradas, medida a la que se ha sumado también Jordania, mientras que en Egipto el canal fue clausurado en 2013.

Lea también: Arabia Saudí cierra oficina de Al Jazeera por crisis con Catar

Por último, Al Yaber urgió a Catar a retirar su apoyo a Irán, "régimen que exporta y financia el terrorismo en toda la región y desestabiliza países, como Libia, Líbano, el Yemen e Irak".

También el ministro de Exteriores bareiní, Jaled Al Jalifa, en una entrevista difundida hoy por el diario saudí 'La Meca', explicó que los aliados del Golfo piden a Catar que "corrija su marcha y que dé prioridad a su entorno árabe y al Golfo" frente a los "enemigos" comunes.

Además, le pidió que deje de financiar organizaciones "que dañan a nuestros países" y que se aleje de Irán, el cual "conspira contra los países del CCG".

Al Jalifa aseguró que "no hay ninguna intención de dar macha atrás a la decisión común respecto a Catar", postura que el rey de Baréin, Hamad bin Isa al Jalifa, está defendiendo en las visitas que realizó ayer a Arabia Saudí y este jueves a Egipto.

Respecto a la mediación de Kuwait, cuyo jefe de Estado acudió a Arabia Saudí y EAU para tratar de desbloquear la crisis, el titular bareiní dijo que "la situación ahora no da al emir de Kuwait una oportunidad para tener éxito".

"Catar debe asumir su responsabilidad por seguir con la misma política y no cumplir el acuerdo de Riad, ni lo que se había acordado antes de este tratado", remachó.

Por su parte, Catar no ha dado ningún paso hasta el momento en la dirección indicada por los cuatro países que lanzaron el órdago el pasado lunes, a los que se han sumado las Islas Maldivas, Mauritania y los Gobiernos aliados del golfo del Yemen y Libia.

Jordania y Yibuti sólo han reducido su representación diplomática en Doha, mientras que Senegal y Chad han llamado a consultas a sus embajadores en Catar.

Mientras, han empezado a aplicarse las medidas anunciadas a principios de la semana y hoy el embajador catarí en Egipto abandonó El Cairo, después de que se le dieran 48 horas de plazo para hacerlo.

El diario estatal 'Al Ahram' informó de que Seif bin Muqadim al Buaynan salió del aeropuerto internacional de El Cairo rumbo a Estambul, donde está obligado a hacer escala porque los vuelos directos entre Egipto y Catar fueron suspendidos el martes.

Después de la suspensión de los vuelos también entre Catar y Arabia Saudí, EAU y Baréin, Qatar Airways está fletando vuelos especiales con escala en Omán y en Kuwait para empezar a evacuar a sus ciudadanos de esos tres países, que dieron 14 días de plazo a los cataríes para que abandonen sus territorios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad