Crece la tensión entre la iglesia y el estado mexicano por bodas gay

Agosto 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE

El alcalde del Distrito Federal demandó a cardenal por "daño moral".

La tensión entre la Iglesia católica y defensores del Estado laico tras la aprobación de las bodas homosexuales en Ciudad de México se elevó este miércoles después de que el alcalde Marcelo Ebrard demandara al cardenal Juan Sandoval, que le acusó de sobornar a magistrados del Supremo para validar la medida.El Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, presentó una demanda por "daño moral" contra Sandoval y contra el portavoz de la Archidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, quien había señalado esta semana que las leyes aprobadas en el Distrito Federal hacían más daño "que el narcotráfico".La situación arrancó en marzo pasado, cuando entraron en vigor las modificaciones del Código Civil del Distrito Federal que permiten las bodas entre personas del mismo sexo en Ciudad de México, las cuales fueron aprobadas por el congreso capitalino y recurridas por el Gobierno federal.La constitucionalidad de tales bodas de parejas homosexuales quedó avalada por la Suprema Corte de la Nación (SJCN) el pasado 5 de agosto y el día 12 del mismo mes se determinó que todos los estados del país debían reconocer esos matrimonios celebrados en la capital.El 15 de agosto detonó la polémica con el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez.La víspera de que la SCJN aprobara la constitucionalidad de las adopciones para las parejas de lesbianas y homosexuales, el cardenal dijo ante la prensa que Ebrard y una serie de "organismos internacionales" habían "maiceado" (sobornado) a los magistrados para que aprobaran las bodas y las adopciones para parejas homosexuales."No sé si a alguno de ustedes (declaró el religioso ante periodistas) les gustaría que lo adoptaran un par de lesbianas o un par de maricones. Creo que no", agregó entonces el cardenal, quien se refirió al Alto Tribunal como la "Suprema Decepción".Sus palabras fueron severamente reprobadas por los once magistrados de la SCJN en un "voto de censura" unánime.Esta mañana el equipo legal del Distrito Federal, donde gobierna el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) la querella contra los jerarcas, a los que exige una disculpa pública y que se retracten de dichos falsos y dolosos.Fuentes de la diócesis de Guadalajara han señalado que Sandoval no se retractará de sus palabras y que tiene pruebas que las respaldan.Ebrard recordó que el artículo 130 constitucional establece que los actos del Estado "son de la exclusiva competencia de las autoridades administrativas en los términos que establezcan las leyes, y tendrán la fuerza y la validez que las mismas les atribuyan"."Debemos defender al Estado laico porque es la garantía de las libertades de todas y de todos, empezando por las de ellos mismos", agregó el alcalde, contrario a que los jerarcas de la Iglesia se inmiscuyan en cuestiones políticas.El mexicano es "un Estado que ya no responde ni puede responder ni habrá de responder ni está al servicio de una doctrina religiosa o filosófica particular, sino que ha sido instituido para servir al interés público"."Ninguna iglesia tiene derecho a imponer su filosofía particular y su moral especial al resto de la sociedad. Debe acatar y respetar las disposiciones de la representación política que nos hemos dado los mexicanos y de las instituciones del Estado", añadió.El alcalde considera que en la disputa está en juego, "no sólo" la defensa de su honra y su prestigio sino, además, "el principio histórico mexicano de separación entre la Iglesia y el Gobierno", vigente en el país desde hace 150 años.Según Ebrard, consentir una declaración donde se le acusa de sobornar a los magistrados de la Corte Suprema sería admitir "que se borre esta separación que garantiza nuestra libertad".En defensa de la jerarquía eclesial se posicionó la asociación civil antiabortista Provida, que criticó a Ebrard y la forma de actuar de la mayoría de los magistrados del Alto Tribunal."La SCJN ha perdido su sentido de justicia convirtiéndose en corte de legalidad y mutila la libertad de la sociedad", dijo el director de Provida, Jorge Serrano Limón.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad