Costa Rica propone a la ONU equiparar al narcotráifco con el terrorismo

Noviembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Costa Rica propone a la ONU equiparar al narcotráifco con el terrorismo

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, durante la quincuagésima reunión de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) que se realiza en San Rafael de Heredia a 35 kilómetros de San José (Costa Rica).

Chinchilla pretende además modificar la Constitución para que sea legal la extradición de costarricenses hacia otros países donde sean buscados por delitos de narcotráfico.

Costa Rica sorprendió este miércoles a los comisionados antidrogas de América con una propuesta para que las Naciones Unidas reconozcan al narcotráfico como un problema global de la misma magnitud que el terrorismo, y de esta forma se movilice cooperación hacia las naciones más afectadas.El anuncio lo realizó la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, en el marco de la reunión de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra a partir de este miércoles y hasta el próximo viernes en un hotel fuera de San José.Ante las máximas autoridades antidrogas del continente, Chinchilla dijo que su país levantará la voz en la ONU para que este organismo declare oficialmente al narcotráfico como "una amenaza para la paz y la seguridad del mundo", como lo hizo anteriormente con el terrorismo.La mandataria dijo no comprender por qué aún la comunidad internacional parece no reconocer que la gravedad del problema del narcotráfico y del crimen organizado es la misma que la del terrorismo, y apuntó que quizás la razón sea que el tráfico de drogas tiene sus peores efectos en países pobres como los centroamericanos.Centroamérica es el puente de la droga que se produce en el sur del continente y se envía a Estados Unidos, y la violencia ligada al narcotráfico deja 44 muertos por cada 100.000 habitantes al año en esta empobrecida región, que invierte unos 1.300 millones de dólares anuales en el combate a esa lacra, según la ONU y el Banco Mundial.Si el Consejo de Seguridad de la ONU declara al narcotráfico como un enemigo global, añadió Chinchilla, "sería un mensaje político muy poderoso que mostraría que este problema no es solo nuestro, sino compartido, porque ahora todo el peso de la lucha recae sobre nuestras naciones".Subrayó que el objetivo de la campaña que liderará la Cancillería de su país es llevar el tema al Consejo de Seguridad para que a través de resoluciones se puedan habilitar mecanismos como comités de sanciones y órdenes de capturas internacionales.La presidenta hizo además un llamado de atención a las autoridades antidrogas del continente para que revisen la efectividad de los métodos seguidos hasta el momento en la lucha al narcotráfico.Según Chinchilla, la reunión de CICAD es el momento ideal para que la región se pregunte "si vamos por buen camino" en la lucha antinarcóticos, "pues la evidencia empÍrica nos da razones para dudar acerca de si estamos utilizando la mejor estrategia"."Pese a los esfuerzos, las vidas sacrificadas y los millones invertidos a veces da la sensación de que no estamos ganando la batalla y que el narcotráfico gana terreno", señaló.En ese sentido, la presidenta anunció que su país emprenderá una serie de reformas constitucionales para cerrar el cerco sobre los narcotraficantes, que incluyen modificaciones a las escuchas telefónicas y la extradición de nacionales.El Gobierno envió este miércoles al Congreso una reforma Constitucional para permitir que las policías judiciales realicen escuchas telefónicas, medida que en este momento solo pueden ejecutar los jueces en persona.Costa Rica es el único país centroamericano donde la policía no escucha directamente los teléfonos intervenidos, sino que el juez es quien escucha y decide qué parte de la información recolectada comparte con los policías judiciales.Chinchilla pretende además modificar la Constitución para que sea legal la extradición de costarricenses hacia otros países donde sean buscados por delitos de narcotráfico y crimen organizado.El comisionado antidrogas de Costa Rica y nuevo presidente de CICAD, Mauricio Boraschi, explicó a Efe que además se busca modificar el Código Penal para crear el delito de "pertenencia organización criminal" , que será sancionado con hasta siete años de prisión.Boraschi agregó que Costa Rica impulsará también la firma de un tratado de patrullaje conjunto en el Pacífico entre los países de Centroamérica y otros como México y Colombia.La idea, detalló, es contar con un sistema de cooperación de vigilancia igual al que funciona en el Caribe y en el que participan Estados Unidos, toda Centroamérica y hasta países caribeños y europeos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad