Correa prorrogó estado de excepción por tres días en Ecuador

Octubre 06, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Para mantener a las Fuerzas Armadas en el Parlamento unicameral del país, el Ejecutivo necesitaba ampliar el Estado de Excepción, que faculta a los militares para ocuparse de la seguridad interna.

El Gobierno de Ecuador prorrogó ayer el Estado de Excepción decretado durante una insurrección policial que amenazó con derrocarlo la semana pasada y envió un fuerte destacamento militar a la Asamblea Nacional, apoyado por un tanque y dos tanquetas.La escolta legislativa ayudó a policías sublevados a tomar el control de la Cámara la semana pasada, según denunció el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, y la acción del Gobierno parece dirigida a relevarla.Para mantener a las Fuerzas Armadas en el Parlamento unicameral del país, el Ejecutivo necesitaba ampliar el Estado de Excepción, que faculta a los militares para ocuparse de la seguridad interna.Ayer ninguno de los miembros de la escolta estaba presente en la Asamblea, donde se desplegaron unos 80 soldados y policías militares, tanto dentro como fuera de sus instalaciones.El Ejecutivo había indicado que dejaría vencer el Estado de Excepción ayer a medianoche, pero el presidente Rafael Correa decidió ampliarlo hasta el próximo viernes “para que la Asamblea Nacional pueda ejercer a plenitud sus atribuciones y facultades constituyentes y legales”, según un decreto.Previamente, la vicepresidenta de la Asamblea, Irina Cabezas, había suspendido la sesión de ayer del pleno “por falta de garantías” de seguridad.Cordero afirmó que se ocupará con urgencia de “reorganizar la seguridad de la Asamblea, la seguridad institucional, que es fundamental para cumplir con nuestras funciones”.En cambio, la oposición criticó la decisión. “No era procedente militarizar la Asamblea”, dijo Jimmy Pinoargote, un asambleísta independiente.Pero la situación sigue siendo delicada en el país, como reconoció el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño. “Los que dispararon al auto del Presidente, los que me rompieron la cabeza, los que le dispararon al pueblo en las calles y al ministro de Gobierno están libres, por tanto no está superada la crisis”, afirmó.Una grabación de la Radio Patrulla de la Policía Nacional, difundida ayer por la agencia pública Andes, revela que hubo agentes que instaron a asesinar a Correa, que estuvo retenido casi todo el jueves por los sublevados.“Maten rápido a ese hijo de puta de Correa”, “que maten a Correa para que se acabe esto, maten a Correa y se acaba la protesta”, son frases que se escuchan durante los seis minutos de grabación, que, según Andes, corresponde a los momentos previos a que se efectuara el rescate del mandatario.El Gobierno recopila ahora esas cintas, junto con vídeos y fotografías para identificar a los participantes en la insurrección, y quiere que la investigación llegue hasta sus rivales políticos, a los que considera los responsables principales de los hechos. “Los autores intelectuales están por ahí, trabajan cerca de aquí, en un lugar que se llama Palacio Legislativo”, señaló Patiño.Apoyo a gestión de SantosEl presidente ecuatoriano, Rafael Correa, agradeció el respaldo de su colega colombiano, Juan Manuel Santos, durante la sublevación policial y dijo que espera que antes de finalizar 2010 se hayan normalizado las relaciones bilaterales.En entrevista con RCN, el Mandatario indicó que la recomposición de los nexos entre Colombia y Ecuador, rotos desde marzo de 2008, “va muy bien. Hay mucha apertura, mucho dinamismo, mucha comunicación entre nuestros cancilleres, entre los presidentes y el Gobierno. Correa señaló que en la práctica las relaciones bilaterales ya están funcionando “al cien por ciento”.De otro lado, el apoyo al presidente Correa, se disparó en un 75% tras la crisis de la semana pasada y se equipara a niveles de finales de 2008, según una encuesta publicada ayer por la empresa Santiago Pérez.El 25% de los ecuatorianos considera muy buena la gestión de Correa y un 50% la califica de buena, mientras que un 19% piensa que es mala y sólo un 5% muy mala, dijo un portavoz de la encuestadora.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad