Corea del Norte dice que maniobras militares de Seúl no merecen respuesta

Diciembre 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Corea del Sur realizó acciones con fuego real este lunes durante hora y media en el Mar Amarillo. Corea del Norte las calificó de "provocación militar". Rusia y China criticaron las acciones que podrían conducir a una escalada bélica.

Corea del Norte calificó este lunes de "provocación militar" las maniobras de Corea del Sur en el Mar Amarillo (Mar Occidental), si bien dijo que no merecen una respuesta, informó la agencia oficial norcoreana KCNA. Rusia y China criticaron las acciones que podrían conducir a una escalada bélica.El Comando Supremo del Ejército del Pueblo Coreano señaló en un comunicado que las Fuerzas Armadas del país comunista no vieron necesidad de responder a "una provocación militar imprudente", según la KCNA.Previamente, el régimen de Kim Jong-il había amenazado con un ataque si Seúl llevaba a cabo maniobras militares con fuego real en la frontera del Mar Amarillo, cerca de su costa, como finalmente hizo este lunes durante una hora y media.Los ejercicios se desarrollaron sin incidentes ante la isla surcoreana de Yeonpyeong, atacada el mes pasado por el régimen norcoreano con rondas de artillería que provocaron cuatro muertos.Según la agencia surcoreana Yonhap, un portavoz de la Junta de Jefes del Estado Mayor dijo que no hubo ninguna "provocación" del régimen norcoreano durante las maniobras, en las que participaron diez barcos de guerra, cazas de combate F-15 y cañones autopropulsados K-9.Pyongyang no reconoce la línea fronteriza marítima trazada en 1953 al término de la Guerra de Corea, y el Mar Amarillo ha sido escenario de frecuentes enfrentamientos entre ambos países vecinos. Por su parte, el viceministro de Asuntos Exteriores de China, Cui Tiankai, criticó las maniobras militares, a pesar de las amenazas de Corea del Norte, y dijo que "nadie tiene derecho a incitar o provocar el conflicto o la guerra".Reiteró que la postura de Pekín siempre ha sido apostar por el diálogo y las negociaciones entre las dos Coreas. "Nadie tiene el derecho de hacer que los pueblos de los dos lados de la península coreana viertan su sangre", dijo Cui.Entretanto, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, advirtió que la situación en la península coreana está "muy caliente" e hizo un llamamiento a Pyongyang y Seúl a abstenerse de acciones que conduzcan a una escalada de la tensión."En esta situación no puede haber optimismo. Precisamente por este causa se propuso el fin de semana convocar de urgencia el Consejo de Seguridad (de la ONU) con el fin de, sin condenar a nadie, enviar a todos un mensaje para que manifiesten contención", aseguró Lavrov a la prensa, citado por la agencia Interfax.El jefe de la diplomacia rusa lamentó que el Consejo de Seguridad no haya adoptado una declaración sobre la situación en la península coreana, pero se congratuló de que durante el debate se enviara una señal muy clara a los actores del conflicto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad