Convoy de basura radiactiva llega a su destino en Alemania entre protestas

Noviembre 09, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

El controvertido convoy alemán cargado de residuos radiactivos llegó hoy a su destino final, el depósito atómico de Gorleben, al norte de Alemania, tras cuatro días de protestas masivas, choques violentos con la policía y un intenso rifirrafe político.

El controvertido convoy alemán cargado de residuos radiactivos llegó hoy a su destino final, el depósito atómico de Gorleben, al norte de Alemania, tras cuatro días de protestas masivas, choques violentos con la policía y un intenso rifirrafe político.Tras 92 horas que tardó en atravesar unos 1.600 kilómetros, el tren con 123 toneladas de basura atómica repartida en once contenedores especiales "Castor" llegó al cementerio de Gorleben pasadas las 9:45 a.m. hora local.La carga radiactiva realizó los últimos veinte kilómetros de su ruta por carretera en algo más de una hora de tensa calma, con la caravana de camiones circulando con extrema precaución entre un enorme despliegue policial en máxima alerta.Para poder atravesar este último tramo, las fuerzas de seguridad emplearon toda la noche en disolver el último bloqueo que cortaba la calzada desde hace 48 horas y que estaba formado por una "sentada" de unos 3.000 antinucleares.Los organizadores tildaron de "gran éxito" la protesta, que ha logrado el mayor retraso de un traslado de contenedores "Castor" y que congregó este fin de semana en Dannenberg, la localidad más cercana a Gorleben, a unas 50.000 personas, lo que supone la mayor concentración antinuclear en tres décadas.Jochen Stay, uno de los líderes de la protesta, en la que se usó para obstaculizar el viaje del convoy desde tractores a rebaños de ovejas y cabras, señaló que esa iniciativa muestra la creciente "distancia entre el Gobierno y el pueblo" y da un nuevo "impulso al movimiento antinuclear" y a la "esperanza" de que se pueda alcanzar en algún momento su objetivo de dejar de emplear la energía atómica.La oposición política alemana, conformada por el partido socialdemócrata, Los Verdes y La Izquierda, criticó con dureza al Ejecutivo de centro-derecha liderado por Angela Merkel, que sigue escudándose en la "necesidad sin alternativas" de hacerse cargo de los residuos que produce la energía nuclear nacional.Le afearon de nuevo al Gobierno su reciente decisión unilateral de prolongar la vida de las centrales nucleares del país una media de doce años y su política de hechos consumados en Gorleben, que lleva veinte años en funcionamiento a pesar de ser tan sólo un emplazamiento temporal de residuos.Renate K nast, la portavoz del grupo parlamentario de Los Verdes, destacó las manifestaciones masivas y las bloqueos pacíficos de las vías como "algo especial" y la "hora estrella de la democracia" y criticó al Gobierno por mantener un "conflicto sin resolver" y por "esconderse tras la Policía".Sigmar Gabriel, presidente del SPD, argumentó que los ciudadanos "han tomado la calle" porque "Angela Merkel ha reabierto un gran conflicto social" sobre el que su partido habría logrado un gran consenso hace una década.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad