Controlan fuga de combustible que forzó evacuación de miles de mexicanos

Octubre 30, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Autoridades evacuaron a cerca de 5.000 personas en el estado de Jalisco por una fuga en un ducto de gasolina.

La fuga de combustible en un municipio mexicano del estado occidental de Jalisco que causó este miércoles la evacuación de miles de personas quedó ya controlada, sin que el accidente haya ido a mayores, informaron fuentes oficiales.La fuga se originó por una toma clandestina de combustible en un ducto de la compañía pública Petróleos Mexicanos, Pemex, en una zona rural del municipio de Tlajomulco, lo que desató la alerta por el peligro de que se desatara una explosión o un incendio.Sin embargo, después de los trabajos realizados en la zona, el escape de combustible, que comenzó esta madrugada, quedó controlado poco antes del mediodía gracias a los trabajos de equipos de bomberos y de Pemex, según informó el Gobierno de Jalisco.Unas 4.500 personas tuvieron que ser desalojadas de sus hogares como medida de precaución, no sólo ante la posibilidad de que hubiera un incendio sino también por el peligro que suponía la inhalación de vapores."Aun cuando hay una situación de riesgo, no hay una situación de pánico", declaró a los periodistas el alcalde de Tlajomulco, Ismael del Toro Castro, poco antes de que se confirmara que la fuga había quedado controlada.El Gobierno de Jalisco informó en un comunicado que especialistas en contención de fugas de Pemex trabajaron en el lugar para sofocar el escape de combustible y reparar el ducto dañado.La lluvia que caía en la zona influyó para que no se desatara un incendio por el accidente, según el alcalde de Tlajomulco.La perforación del tubo generó una columna de combustible que se elevaba por decenas de metros, y en el suelo se veía una gran cantidad de gasolina derramada.Las autoridades informaron que, una vez controlado el flujo de combustible, podrán regresar a sus lugares las miles de personas que fueron desalojadas como medida de seguridad.Con el fin de controlar la fuga, Pemex informó que había cortado el suministro del poliducto y había bloqueado las válvulas.Pemex sufre centenares de robos clandestinos de hidrocarburos cada año, y en algunos casos están involucrados grupos del crimen organizado que se encargan de perforar ductos y vender el producto en el mercado clandestino.Sólo en 2012, según datos de la compañía, Pemex sufrió 1.744 tomas clandestinas, con un volumen total extraído ilegalmente de 8,2 millones de barriles.El 19 de diciembre de 2011, una fuga de hidrocarburos que se cree fue originado por una perforación clandestina en un oleoducto, en la población de San MartÍn Texmelucan, desató una explosión y un incendio que dejó 30 muertos y decenas de heridos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad