Consecuencias de la huelga

Septiembre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Corresponsal de El País en Madrid

En las horas previas al amanecer del miércoles, grupos de piqueteros bloquearon el paso de camiones que estaban por entregar productos a los principales mercados de mayoreo en Madrid y Barcelona. Restricción en vuelos y menor transporte entre las ciudades.

Organizaciones de trabajadores de España comenzaron este miércoles una huelga general para protestar por las medidas de austeridad que impuso el gobierno para tratar de reducir el déficit presupuestario y superar la recesión.En las horas previas al amanecer del miércoles, grupos de piqueteros bloquearon el paso de camiones que estaban por entregar productos a los principales mercados de mayoreo en Madrid y Barcelona.Los huelguistas también arrojaron huevos y gritaron "esquiroles" a los conductores que trataban de salir de un garaje para autobuses urbanos de Madrid.Es la primera huelga general en España desde 2002 y marca la fuerte división entre los sindicatos y el gobierno socialista de España, que antes era una relación estrecha.La huelga fue convocada en protesta por las medidas de austeridad, que incluyen recortes salariales para los funcionarios públicos y reformas al mercado laboral que hacen que sea más fácil y más barato para las empresas despedir a sus empleados.“No sé a qué hora voy a llegar, porque no sé a qué hora voy a salir de Madrid y si podré salir hoy. Es que hay una huelga y los aeropuertos han suspendido muchos vuelos”. Rosalba Hernández está en un locutorio cerca del estadio del Atlético de Madrid y al otro lado, su familia que la espera en Bogotá para hoy en horas de la tarde.Viaja en Avianca. Pero va a ser difícil que llegue en el tiempo estimado a la capital colombiana, ya que la mayor parte de los sindicatos españoles, UGT Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, CCOO, han convocado para hoy una huelga general, la primera al Gobierno Socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y la séptima desde que el país recuperó la democracia en 1976.A esta movilización de rechazo a la reforma laboral aprobada en junio se han sumado varias de las asociaciones de inmigrantes en España y podrían hacerlo los casi 15 millones de trabajadores que hay en España que han planificado un total de 110 manifestaciones, la mayor de ella en Madrid a las 6:30 p.m .desde la Plaza de Neptuno (Paseo del Prado) hasta la Plaza de Sol.Los vuelos internacionales sólo funcionarán al 40%, el 10% en los vuelos dentro de la Península, y el 50% entre la Península y las Islas Baleares y Tenerife.Durante el primer día de huelga en Francia que también contó con los servicios mínimos, para poner un ejemplo, se cancelaron 300 vuelos entre España y Francia. La huelga de 24 horas, similar a las que han adelantado los sindicatos en Francia y que preparan otros países de la Unión Europea, es para protestar contra la reforma laboral que hace más barato el despido de los trabajadores y que según los trabajadores, flexibiliza el mercado laboral.Es una de las medidas que ha impuesto el Gobierno para luchar contra la crisis económica y buscar la recuperación laboral, en un país en el que el paro es de los más altos de la Unión Europea.“Es un poco extraña la huelga -dice José Arcenes, sindicalista de UGT- en el sentido en que los dirigentes sindicales han considerado por mucho tiempo al presidente Rodríguez Zapatero como un camarada. De hecho, Cándido Méndez, secretario General de UGT, ha estado vinculado históricamente al PSOE, el partido del presidente y hoy tienen que salir a la calle en contra de un Gobierno socialista”.La huelga que comenzará a las cero horas y se extenderá durante todo el día. ha dividido a los españoles, ya que algunos consideran que aunque es justa y necesaria, los sindicatos la convocaron demasiado tarde, ya que hace rato fueron aprobadas la medidas que los han movilizado.Para el periodista de la Cadena SER, Miguel Ángel Aguilar, se trata de una huelga a la que los españoles han sido arrastrados sin querer.“Los sindicatos -explica Aguilar- se han sentido obligados a convocarla para no perder la cara, por vergüenza y todos tienen algo que perder y que ganar. El Gobierno piensa que la huelga podría dar credibilidad internacional al rigor de la medidas de recorte adoptadas, pero siempre que el seguimiento de la huelga sea limitado y no suponga una enmienda ala totalidad de las medidas”. Al Partido Popular tampoco le conviene que la huelga tenga éxito, porque eso significaría una multiplicación del poder de los sindicatos y si están pensando en gobernar, no les conviene unos sindicatos poderosos y ni hablar de lo que significa para el ejecutivo, que supondría una desautorización. Es decir una huelga en la que a cada uno de los actores le falta convicción, destacó Aguilar.El derecho a la huelga de los trabajadores está contemplado en la Constitución Española, pero de la misma manera, contempla la prestación de lo servicios mínimos y a última hora, después de una semana de discusiones, el Ministerio de Fomento ha logrado un paquete de estos servicios para hoy, en especial, lo que se refiere al transporte. Sin embargo, algunas autonomías, como es el caso de Madrid, han tenido dificultades para llegar a ese acuerdo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad