Conozca el drama que viven los niños refugiados de Siria

Conozca el drama que viven los niños refugiados de Siria

Mayo 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP

Denunciaron violaciones de menores en un campamento en Turquía. 2,5 millones de niños, desplazados por la guerra.

[[nid:536248;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/ninios_siria.jpg;full;{Según cifras de la Acnur y otras organizaciones, del total de los refugiados que han cruzado la frontera, 2,4 millones son niños y niñas, que viven en campamentos.Elpaís.com.co l AFP}]]

Nour, 10 años: “Recuerdo todo. Todo era mucho mejor. Bonito y agradable hasta que la guerra estalló delante de nosotros, ya nada era bueno. 

Huíamos de todo y comenzó a hacer frío, con la guerra sobre nuestras cabezas. Hasta que llegamos aquí. Aquí no hay bombardeos ni guerra. Se acabó”.

Aboud, 5 años: “LLegué aquí huyendo. Nos metimos en el carro, nos agachamos para que nadie pudiera vernos y cruzamos”.

Oula, 9 años. “Llegué en autobús. Nos demoramos tres días en cruzar porque había nieve. No pudimos pasar directamente, sino que esperamos dos días para llegar al Líbano. Estaba asustada (...) Tenemos una sola manta para cubrirnos todos”.

Nour, Aboud, Oula... y decenas de niños más viven en el campo de refugiados Shelkh Agash Akkar, en Líbano. La Unicef, que busca sensibilizar sobre el drama de los desplazados de la guerra de Siria, entrevistó a los pequeños para que contaran su historia.

El año pasado el mundo se indignó con la imagen del pequeño Aylan Kurdi, de 3 años, muerto al naufragar la barcaza en la que viajaba con su padre mientras intentaba llegar a la isla de Kos (Grecia). 

El conflicto en Siria ha desplazado de sus hogares a millones de personas. Hay 4.815.868 refugiados sirios en los países vecinos. Esta cifra incluye a 2,1 millones de refugiados sirios registrados por la Acnur en Egipto, Iraq, Jordania y Líbano, a 1,9 millones de refugiados sirios registrados por el gobierno de Turquía, además de más de 28 mil refugiados registrados en el Norte de África. Y otras  6,6 millones de personas se desplazaron  internamente en Siria.

Lea también: Aziza, la 'Malala afgana' que lucha por los niños refugiados

Del total de los refugiados que han cruzado la frontera,  2,4 millones son niños y niñas, que viven en campamentos  en Turquía, Líbano, Jordania, Iraq, Egipto y otros países del norte de África.

Al fondo de las imágenes de Nour, Aboud y Oula se observa una especie de campamento improvisado con carpas blancas. Están en invierno y deben pasar extremas temperaturas, sin mantas, sin calefacción. Los niños cuentan que tienen que salir a calentarse en una estufa, afuera de sus refugios.

Turquía es otra de las fronteras de Siria y un país de paso para muchos desplazados de la guerra que intentan llegar a Europa. Otros, se quedan allí. Este país acoge a 2,7 millones de refugiados. 

Esta el país se vio sacudido  por la revelación de una serie presuntos abusos sexuales cometidos contra niños sirios en el campo de refugiados de  Nizip, situado en la provincia de Gaziantep (sureste), cerca de la frontera siria, presentado como ejemplar por las autoridades turcas.

La crisis migratoria hacia Europa, desatada por la guerra de Siria, ha ocasionado un drama humanitaria que no se había vivido desde la Segunda Guerra Mundial.

Un agente de mantenimiento del campo  está acusado de haber violado al menos a ocho niños sirios de entre 8 y 12 años el pasado año, informó la agencia de prensa Dogan.

La agencia del gobiernos turco a cargo de situaciones de emergencia, AFAD, que gestiona este campamento donde viven 10.800 personas, indicó en un comunicado que “seguía de cerca” el caso.

Varios dirigentes europeos, entre ellos la canciller Ángela Merkel y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, visitaron hace un mes el campo de contenedores vecino, Nizip II. Tusk alabó entonces la acción de Turquía, “el mejor ejemplo para el mundo de la forma en que habría que tratar a los refugiados”.

El Partido Republicano del Pueblo (CHP), principal formación de oposición, ha pedido la apertura de una investigación parlamentaria y envió el viernes a una delegación al campo de Nizip, indicó en Twitter Veli Agbaba, su secretario general adjunto.

Según el diario Birgün, el agente, detenido en septiembre, es sospechoso de haber violado a una treintena de niños, aunque la mayor parte de las familias no denunciaron por miedo a ser expulsadas. El fiscal pide 289 años de cárcel.

El hombre está acusado de haber atraído a sus supuestas víctimas a la zona de los aseos, donde los habría violado por sumas de entre 1,5 y 5 libras turcas (de 0,45 céntimos de euros a 1,5 euros), según Dogan.

Y las denuncias contra Turquía no se quedaron en este caso. La organización humanitaria Human Rights Watch aseguró en un  informe acerca de  tiroteos y palizas mortales a refugiados sirios a manos de uniformados turcos en la frontera siria.

“El domingo 17 de abril, un contrabandista nos llevó hacia la verja fronteriza sobre las cinco de la tarde. Cuando estábamos a unos 500 metros de la valla, oímos cómo nos disparaban con armas automáticas desde la verja, las balas cayeron a nuestro alrededor. Las mujeres empezaron a gritar y los niños a llorar, pero los disparos siguieron. Me tumbé cerca de mi hermana y mi primo, y las balas les dieron mientras estaban así. Dejaron de gritar. En ese momento supe que habían muerto”.

Este es uno de los relatos que  HRW recopiló, junto con fotografías de los maltratos.

Abdulá, como fue identificado el testigo, agregó que en ese tiroteo también resultaron heridos  una niña de 9 años y un pequeño de 5, además de dos adultos. 

Human Rights Wash indicó solo entre marzo y abril de este año cinco personas han sido asesinadas al intentar cruzar esta frontera, entre ellas un menor de edad.

El video de Save the Children

La ONG Save the Children  lanzó una campaña de sensibilización en Europa con la historia ficticia de  Lily, una niña  11 años, que vive en Londres. 

Pero Londres es una ciudad  que vive una guerra y está sometida a las bombas y a la barbarie del conflicto.  Lily se convierte en otra desplazada y emprende un viaje a Alemania. 

 En las imágenes se observa  el drama que vive Lily para poder llegar a ese país, durante un año de recorrido.

Lo que vive Lily es una tragedia como la que sufren miles de niños actualmente refugiados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad