Conmoción por atroz crimen de una mujer en Argentina

Diciembre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Se trata de Irma Ferreyra da Rocha, de 47 años, quien fue abusada sexualmente y sometida a todo tipo de vejámenes para luego ser abandonada en un desolado paraje de Misiones, provincia argentina. El hecho fue difundido por varios medios argentinos.

Irma Ferreyra da Rocha, de 47 años, falleció este martes en Argentina como consecuencia de un brutal ataque sexual del que fue víctima el fin de semana pasado en la localidad de Garupá, en la provincia de Misiones, al norte del país gaucho. Según información publicada por el diario La Nación, "la mujer fue violada, golpeada y asesinada" y abandonada en una área al aire libre, donde fue auxiliada por vecinos del sector luego de escuchar sus gritos.  "Traslada en una ambulancia al Hospital Madariaga de esta capital, agonizó alrededor de 16 horas y finalmente falleció por un paro cardio-respiratorio, pese a los esfuerzos de los médicos que la atendieron", informa el medio argentino.  La Nación habló con Silvina, hija de la víctima, quien explicó que su madre había salido el sábado pasado a bailar con un amigo "al que le dicen 'El Porteño' y cuyo nombre sería Hugo, de 25 años".  El medio reporta que tras ser atacada, Ferreyra da Rocha fue encontrada en un sitio abandonado en la Calle 248 del barrio Villa Bonita, al parecer, muy cerca del lugar donde había estado bailando. Lea aquí la nota completa del diario La Nación.  Aunque la Policía solo reportó el hecho el pasado domingo, un día después de ocurrido, un hombre fue detenido como sospechoso del atroz crimen. De otro lado, el diario El Clarín dio a conocer la versión entregada por el hombre que auxilió a la víctima cuando agonizaba y contó "que el agresor es un hombre de entre 25 y 30 años; aproximadamente 1,75 metros de altura; cabello corto y barba crecida". Dijo que estaría en capacidad de reconocer al agresor porque lo tuvo "cara a cara". Relató al medio, bajo reserva de identidad, que esta persona vestía bermudas blancas, zapatillas y una camiseta a rayas azules y blancas. El medio detalla que las prendas descritas fueron halladas en la vivienda del único detenido que tiene el caso. Irma Ferreyra da Rocha tenía siete hijos y era madre cabeza de hogar. Trabajaba como empleada doméstica en dos casas. Lea aquí la nota completa del diario El Clarín. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad